Crítica de Los niÑos de huang shi

"

Demasiada sweet para los tiempos que corren... "

 


Guillermo Paetow por Guillermo Paetow


cartel de Los niÑos de huang shi

Director: Roger Spottiswoode
Estreno: 2008-11-06
Genero: Drama

Cierto es que la historia es la mar de interesante, que la fotografía y la música están muy bien llevadas; pero que poco jugo se le ha sacado a una historia que prometía de cabo a rabo.

Los acontecimiento surgen de forma veloz y sin escocer demasiado. La pasión, el dolor, la rabia y otra serie de acontecimientos que son perceptibles en la cinta, son acogidos por el espectador de una forma llana y sin terminar de penetrar en los corazones.
¿Por qúé no se ha aprovechado esta historia para dejar perplejo al público sentado enfrente de la pantalla? Es la gran pregunta que le hago a Roger Spottiswoode.

Este drama histórico, esta batalla atroz, se debió haber pulido por sus mil costados, y ha quedado todo de una forma muy fría.¡Ojo! Que la película es muy digna de ver, pero en mi humilde opinión se podría haber hecho una obra de arte.
A disgusto he quedado también en una serie de planos y efectos visuales que me han parecido poco creíbles y de baja calidad.

Tampoco me termina de convencer el amigo Rhys Meyers, un actor que no me convence, muy poco creíble en sus interpretaciones. 

Conclusión; bonito drama histórico sobre los devenires y consecuencias de la guerra y de un hombre con una solidaridad ejemplar, pero con muchos puntos que no me han terminado de convencer.
Mi nota es de un 6 / 10

Sinopsis: Durante la invasión japonesa de China en 1937, George Hogg (Jonathan Rhys Meyers), un joven periodista británico, tratará con la ayuda de una enfermera australiana (Radha Mitchell) de salvar a un grupo de huérfanos.