Crítica de Asalto al tren Pelham 123

 
"

Mantiene su interés mientras nos encontramos dentro del vagón, una vez que hemos salido a la superficie el tren del suspense se detiene de golpe y da lugar a un final catastrófico. Comercial, plana e inverosímil."



Más criticas de Asalto al tren Pelham 123



Miguel de Diego por Miguel de
RSS: suscribir a RSS



cartel de Asalto al tren Pelham 123
ver cartel

Director: Tony Scott
Estreno: 2009-07-24
Genero: Acción



Parece que está de moda en Hollywood recurrir a remakes de películas de décadas anteriores con el fin de actualizarlas y de aumentar el peso de las arcas. El problema es que estos remakes no suelen aportar nada interesante de la película original, ¿es qué no quedan buenos guionistas que puedan proponer una idea original? Si acudimos a un minucioso estudio empírico diremos que sí, aun quedan cerebros inteligentes dispuestos a producir buen cine; el caso es que parece más sencillo y económico copiar malamente una historia ya contada, disfrazarla con modernos efectos especiales, contratar a conocidos actores del momento y en lo alto del trono nadie mejor que Tony Scott, director que nos asegurará una película comercial que otorgue beneficios.

Este es el caso, por desgracia no excepcional, de
Asalto al tren Pelham 123, remake de Pelham uno, dos, tres (1974) basado a su vez en la novela de John Godey. En esta nueva versión, Walter Garber (Denzel Washington), un controlador del metro de Nueva York, en su apacible jornada laboral se verá inmiscuido en tareas de negociador cuando uno de los trenes del suburbano es secuestrado por una banda encabezada por Ryder (John Travolta). Estos secuestradores pedirán un rescate millonario a cambio de la vida de los anónimos pasajeros del vagón y Garber se convertirá en el único capaz de salvar a los secuestrados. Es decir, encontramos un thriller que podría funcionar si no fuera porque los actores protagonistas, tanto Washington como Travolta, no llegan a convencer en unas actuaciones calificables como pasables y no tuviéramos tras la cámara a un Tony Scott que nos marea con unos planos estrambóticos que nos sacan de escena.

La verdad es que la película mantiene su interés mientras nos encontramos dentro del vagón, una vez que hemos salido a la superficie el tren del suspense se detiene de golpe y da lugar a un final catastrófico. La credibilidad desaparece en unas escenas carentes de interés que nos obligarán a tragarnos un frío y lamentable desenlace que no convence.

lo mejor Lo mejor de "Asalto al tren Pelham 123"...

Que te anime a ver

lo peor Lo peor de "Asalto al tren Pelham 123"...

La parte final.

Critica de "Asalto al tren Pelham 123" publicada el 2009-07-18
Más críticas de Miguel de Diego