Crítica de Capitanes intrepidos

"

Las chulerías de un mocoso rico, acalladas por un increible Spencer Tracy en lo que es una maravillosa e inolvidable película para toda la familía. Un Clásico como la copa de un pino"

 


Dani Martín por Dani Martín


cartel de Capitanes intrepidos

Director: Victor Fleming
Estreno: 1937-07-22
Genero: Drama


Un oscar se llevó Spencer Tracy por este papel de marinero portugués, de nombre Manuel.

La pelicula cuenta la historia de Harvey (Freddie Bartholomew), un niño que lo tiene absolutamente todo. Con un solo padre, al que apenas ve por su trabajo. Sin embargo, el estar solo y el tener todo y tanto, han hecho de Harvey un engreido capaz de creer que lo puede tener todo recurriendo al dinero o incluso asustando con su propio padre.

En una de las muchas mentiras en las que he pillado, es expulsado de la escuela y le recomiendan a su padre llevarselo con el una temporada para unir lazos de nuevo. Sin embargo, en un crucero, el niño cae por la borda, con la suerte de ser rescatado por Manuel (Spencer Tracy), un marinero que navegaba por alli con su barca y a la que regresa al barco de pescadores.

Es entonces, por orden del capitán, que Manuel se encargue del chico y lo convierta en marinero. Ya que van a estar tres meses en agua sin poder volver.

La pelicula cuenta los sentimientos de unos y de otros y de como gracias a ello, Harvey es capaz de cambiar. Es espectacular el papel del pequeño Freddie. Lo borda.

Un caso típico fue precisamente el de su estrellato. Ya que fue una estrella infantil del momento. Por lo que sus padres quisieron volver con el, ya que lo abandonaron siendo un bebé. Sin embargo, como suele pasar, el niño creció y ya nadie lo aceptaba para papeles en peliculas. Así que se retiró joven.


Por otra parte, tenemos a un joven Spencer Tracy, que ganó el Oscar por un papelón. Y vaya si lo recordamos. Sobretodo aquella canción que no paraba de sonar en mi cabeza cuando de chico ví el film y ahora de nuevo.

Ese tema que decía así... "Ay mi pescadito..." Que bonito era.
La película, a pesar de ser rodada en los años 30, fue en gran parte rodada en el mar, sin esos dobles fondos tan falsos que se notaban a leguas.

Memorable la escena del duelo entre Manuel y Jack El Largo. Ahí vemos el cambio radical de Spencer Tracy a la hora de proteger al chico. Maravillosa.

En el reparto tenemos también a un conocido e hiper-joven Mickey Rooney. En el papel de hijo del capitán.

Una película maravillosa que enternecerá al mas duro. Un clásico altamente recomendable.



lo mejor Lo mejor de "Capitanes intrepidos"...

Las chulerías del joven Harvey. El papel de Spencer Tracy

lo peor Lo peor de "Capitanes intrepidos"...

Que haya sido ensombrecida por otros clásicos de la época

Critica de "Capitanes intrepidos" publicada el 2009-07-25
Ver más críticas de Dani Martín