Crítica de SueÑos de juventud

"

Sueños de juventud es una compleja reflexión sobre la búsqueda de vitalidad durante la vejez, una reflexión que se cuela claramente en esta comedia fresca y muy cálida, que hace de lo cotidiano algo por demás especial."

 


Leo A.Senderovsky por Leo A.Senderovsky


cartel de SueÑos de juventud

Director: Jan Svěrák
Estreno: 2009-05-22
Genero: Drama

Lo primero que sorprende de esta película checa es su estilo naïf. Dado que el protagonista es un hombre mayor que se retira de su profesión de toda la vida, puede sonar curioso que el tono con el que se narre sea de un humor que parece lindar con lo ingenuo e infantil. Lo cierto es que este tono tiene su lógica ya que Josef es un hombre mayor que, ante su retiro de la docencia, se encuentra de nuevo en su casa, con su mujer, y debe reinventarse para lidiar con el tedio de una relación que parece mantenerse por pura inercia. Este proceso, este reinventarse, lo hace ir de la rutina de un nuevo trabajo a sus fantasías sexuales. Josef flota en ambos casos, en su rutina se aferra a las situaciones especiales, mientras que las fantasías terminan siendo un modo de evitar plantear la triste realidad que ocurre puertas adentro de su casa. Sueños de juventud es la historia de un hombre mayor que busca recuperar sus años dorados. Pero para eso, la película no apela a flashbacks ni a elementos nostálgicos, porque lo que importa no es la juventud de Josef en la historia de su vida, sino su espíritu jovial, su búsqueda constante de energía, su necesidad de vitalidad. Josef comienza a trabajar recibiendo envases retornables en un supermercado, y lo que podemos ver en primer lugar es cómo el vínculo cotidiano con sus compañeros de trabajo y los clientes con los que se cruza, comienzan a insuflarle nuevos aires a su vida. Lo más valioso del film es la frescura con la que narra desde la cotidianeidad, la forma en que Josef comienza a reconectarse con su vida. A la par que Josef comienza a vivir una nueva vida desde su ingreso al supermercado, su mujer también se ve obligada a matar el tedio de una vida de pareja rutinaria y desgastada. En ese sentido, hay dos elementos que hacen un poco de ruido. Por un lado, el hombre que se enamora de ella, y por otro lado, la furtiva historia de amor de Josef con otra mujer. Ambas situaciones no llegan a molestar, pero no terminan de cuajar dentro de la historia. Por un lado, la situación de la mujer de Josef con su alumno particular se ve como algo necesario para compensar la trama y darle más cuerpo al personaje de la mujer, y por ese mismo motivo aparece de manera un tanto forzada, y por otro lado, la reaparición de otra mujer en la vida de Josef viene a conectar principalmente su mundo de fantasías con su realidad, pero no llega a desarrollarse, parece ser una anécdota más (algo más significativa, pero simplemente otra anécdota) en la vida de Josef. Dejando de lado estas cuestiones, notorias aunque mínimas, Sueños de juventud es una compleja reflexión sobre la búsqueda de vitalidad durante la vejez, pero no una reflexión densa y grave, sino una reflexión que se cuela claramente en esta comedia fresca y muy cálida, que hace de lo cotidiano algo por demás especial.

lo mejor Lo mejor de "SueÑos de juventud"...

Su calidez, y su manera de abordar los cuestionamientos en torno a la vejez, sin necesidad de apelar a un tono denso y desde lo cotidiano.

lo peor Lo peor de "SueÑos de juventud"...

Algunas situaciones que parecen cuajar solo por necesidad de guión.

Critica de "SueÑos de juventud" publicada el 2009-07-28
Ver más críticas de Leo A.Senderovsky