Crítica de A la vuelta de la esquina

 
"

Cuatro generaciones de hombres se reúnen en un extraño ritual funerario deben compartir en torno al reencuentro familiar y el perdón. Christopher Walken fenomenal como siempre como un atormentado padre e hijo"



David Lizana por David Lizana
RSS: suscribir a RSS



cartel de A la vuelta de la esquina
ver cartel

Director: Jordan Roberts
Estreno: 2005-06-03
Genero: Drama



Una propuesta más bien discreta y sin muchas pretensiones que de contar una pequeña historia familiar de cuatro generaciones de hombres, es la que presenta esta cinta  donde brilla nuevamente Christopher Walken, que encarna a un atormentado hombre que desapareció misteriosamente y acude al llamado de su longevo padre Henry Michael Caine que quiere verlos a reunidos juntos su nieto y bisnieto juntos antes de que sea tarde. Una vez que se juntan manifiesta su inmensa alegría para celebrar en un restaurant “elegante” y escoge su lugar favorito un “Kentucky Fried Chicken” donde le encanta el pollo cocinado allí.

El abuelo tiene mucha alegría pero su cuerpo le indica que ha llegado al final y fallece en el mismo restaurant días después. El viejo ex arqueólogo deja enfrentado a padre e hijo que no se ven hace más de 30 años y de seguro que tendrán que lidiar con su pasado con un extraño testamento que le dejo sus padre y abuelo, respectivamente , en una bolsa con pequeñas notas escritas en una vieja máquina. En estas se indica que sus restos deben ser cremados ya que paradójicamente no quería ser enterrado en la tierra. En cada bolsa debe ser abierta en uno de estos restaurantes favoritos distribuidos por distintas partes del estado.

De ahí comienza un peregrinaje entre hoteles, restaurantes y lugares donde deben ser esparcidas las cenizas del difunto que algo guarda para el final con el objeto de que la familia se reencuentre y se perdone.  La cinta es un drama familiar y adquiere por momentos ribetes de “Road Movie” al momento de montar una vieja Camioneta volkswagen kombi, algo que recuerda un poco a “Pequeña Miss Sunshine”, pero esta es mas destartalada y la cinta camina por otro rumbo. El perdón, la redención y el descubrimiento de secretos familiares son la tónica que mueve esta trama sencilla pero creíble que tiene su punto más alto en la actuación del solvente Walken.   

Obligados a estar juntos por una profunda pérdida, estas personas tan distintas entre sí encuentran muchas cosas en el camino, secretos demoledores, descubrimientos increíbles. Lo humilde de los recursos y en ciertas partes sus predecible argumento pasan inadvertidos cuando Walken y compañía se toman la pantalla con propiedad lo que denota un gran compromiso de los artistas con su director Jordan Roberts y tiene en el reparto además a Michael Caine (Henry Lair), Josh Lucas (Jason Lair), Jonah Bobo (Zach Lair) y Glenne Headly (Katrina).  Las construcciones de personajes es adecuada y creíble siendo el fuerte de esta pequeña apuesta que no deja indiferente.


Critica de "A la vuelta de la esquina" publicada el 2009-08-19
Más críticas de David Lizana