Crítica de Duplicity

"

Esta película tiene un serio problema de identidad, y yo como espectador me pierdo."

 


Israel Yojimbo Nava por Israel Yojimbo


cartel de Duplicity

Director: Tony Gilroy
Estreno: 2009-03-18
Genero: Acción

Gilroy tiene un problema: sabe escoger temas y tramas interesantes, pero consigue liarse de tal manera que cae mal. Una película sobre espionaje industrial es una premisa interesantísima, pero si quieres hacer un thriller con tintes de comedia y medio romántica, hace falta más talento.

Esta película tiene un serio problema de identidad, y yo como espectador me pierdo. No sé si estoy viendo algo que supuestamente debería ser gracioso, si debería empatizar con unos personajes mentirosos hasta la médula o si debería estar atento a una trama repleta de giros.

Gilroy quiere contar demasiadas cosas y al final le sale un pastiche de factura elegante pero que no consigue sorprender. De hecho, cuanto más intenta enrevesar la cosa, más predecible se vuelve.

Roberts y Owen tienen una química cuestionable, pero están bien en sus papeles. A Gilroy también le gustan los personajes fríos, que sufren por dentro y no lo exteriorizan, que se decepcionan unos a otros. Solitarios. En este caso la pareja protagonista no creo que provoque pena ni consiga alcanzar al espectador.

Por lo demás es entretenida, con buenos momentos, algunos taquicárdicos, y unos cuantos trucos y pases de magia de timadores bastante interesantes, pero no llega.