Crítica de El solista

"

Jamie Foxx conmueve con su interpretación de un ex prodigioso estudiante de la prestigiosa Juilliard que sufre de esquizofrenia que lo deja en la calle. Cinta esta basada en hechos reales. "

 


David Lizana por David Lizana


cartel de El solista

Director: Joe Wright
Estreno: 2009-09-18
Genero: Drama

Hay un montón de películas que entran derechamente a competir  en la obviedad  del triunfo del espíritu temática architocada y que han recibido algunos premios Oscar cuando son bien actuadas y que la academia ha mostrado en ocasiones debilidad por este tema en películas como Rain Man, Forrest Gump, Shine o Beautiful Mind. Pero un fuego distinto es el que distingue  a Jamie Foxx en este rol de Nathaniel, un esquizofrénico genio musical que perdió el rumbo. El reivindica en parte lo complejo de estos roles sin caricaturizarlos ni caer en la facilidad detrás de cambios físicos evidentes o de lenguaje. El es simplemente derrocha credibilidad alejándolo de los moldes clásicos de interpretación vistos por años en este registro específico.    La historia gira en torno a un columnista, que en realidad trabaja en el  periódico los Angeles Times, llamado  Steve López (Robert Downey), que permanentemente esta buscando nuevos temas que remuevan las conciencias de sus fieles lectores de su columna. Es así como un día en plena calle, cerca de una estatua de Bethoven, escucha  bellas sinfonías del tocadas en un violonchelo que solo posee dos cuerdas. Desde ese día comienza investigar e imprime su primera columna contado la desgracia y el talento derrochado de un ex genio de Juilliard que abandono por enfermedad y que vive en la calle tocando su música indistintos puntos de la ciudad. La columna conmueve tanto que una profesora de música le obsequia un violonchelo nuevo y el periodista buscará al hombre para obsequiárselo pero a cambio le pedirá ser su amigo tratando de investigar más de su historia y aprovechar el material para su columna.    Lopez se empecina en conocer más, se acerca tanto que hasta comienza a visitar permanentemente las casas de acogida que reúnen a quienes no tiene hogar en Los Angeles, brindándole una nueva perspectiva. Sua columnas siguen apareciendo, se hacen amigos de una forma muy particular, los dos tratan de conseguir algo que han perdido. Uno la cordura y el otro la simpleza de vivir y mirar la vida desde otro punto de vista. Por su parte, la música es el único refugio de Nathaniel de los terrores y confusiones de una enfermedad que no tiene piedad y que asoló su talento y que destruyó su futuro brillante como un violonchelista clásico y lo que lo aleja de su cura.  El film tiene su propio ritmo y dinámica con variadas tonalidades y contrastantes. Foxx ofrece en pantalla la pasión y Downey frescor, logrando  una exquisita mezcla que origina el principal atractivo de un correcto film que conmueve y remueve las conciencias sobre todo de aquellos que tienen todo a su mano y no lo aprovechan. Mucho derroche de amor entre dos personas que poco a  poco se van necesitando entre si para subsistir en la selva de cemento y donde ambos desde sus puntos de acción y necesidades tratarán de reparar sus principales heridas con altibajos.    Jamie Foxx interpreta nuevamente a otro músico, antes fue a Ray Charles, que fue muy bien catalogado. El film es dirigido por Joe Wrigth director de “The Atonement” y esta basado en una historia real en la novela escrita por el propio Steve López. La selección musical del film encabezada por Bethoven y otros grandes músicos llenan de magia y poesía,  acompañando las imágenes de una no muy amigable ciudad por momentos.