Crítica de Chloe

"

Podría y debería haber sido mejor, pero Egoyan no le ha sabido darle la pátina de memorable, quedándose en olvidable."

 


Victor Bilbao por Victor Bilbao


cartel de Chloe

Director: Atom Egoyan
Estreno: 2009-09-19
Genero: Drama

 

Título: Chlor

Director: Atom Egoyan

Intérpretes principales:

Julianne Moore, Liam Neeson, Amanda Seyfried, Max Thieriot, R.H. Thomson

Primer film de la Sección Oficial del Festival de cine internacional de Donostia-San Sebastián, 2009, del director Atom Egoyan, y que es una coproducción entre Francia y Canadá.
Supone, ay, un paso atrás en la calidad de la bastante original filmografía de Egoyan, que logra un film demasiado "limpio" para lo oscuro del argumento, no tanto por que sea complicada la narrativa, que no lo es en absoluto, sino por lo malsano del argumento, del proceder de algunos de sus personajes.
La película podría haber sido polémica por su transfondo erótico, pero no lo es al resultar demasiado clara y convencional si se reflexiona un poco. Al fin y al cabo no es más que una historia de amor, atípica, pero de amor. Con trampa o sorpresa incluida, que no lo fue para mí en absoluto, al tener claro el intríngulis hacia mitad de la cinta. Y es que se dan no pocas pistar en pequeños detalles que se aprecian a poco que se esté atento al film. Y sí se está atento pues no aburre y resulta vistosa y amena, pero facilona, sin ninguna profundidad y lo que es peor, sin fuerza dramática aunque sí aparente tensión al final, donde desemboca casi casi en una de phsycho killers.

El argumento es el siguiente:

 "Catherine, una doctora de éxito, sospecha que su marido David, un guapo profesor de música, la engaña. Con el fin de acallar sus sospechas y temores, contrata a Chloe, una joven irresistible, para que ponga a prueba la fidelidad de David. Los tórridos cuentos de Chloe sobre sus encuentros con David embarcan a Catherine en un viaje de redescubrimiento sexual y sensual. Pero, al abrir la puerta a la tentación, pondrá a su familia en un grave peligro..."

y francamente, todo ello no da mucho juego, resultando una peli muy bien realizada desde el puntod de vista formal, técnico. Es elegante y formal...demasiado para lo que se cuenta.
Y las interpretaciones son más bien normales, aunque se destaca la belleza de Amanda Seyfried.

En fin, que podría y debería haber sido mejor, pero Egoyan no le ha sabido darle la pátina de memorable, quedándose en olvidable.