Crítica de El imaginario del Doctor Parnassus

"

El último milagro de Terry Guilliam. Una gran producción de caricias visuales, interpretaciones teatrales, y una historia conmovedora."

 


Miguel Ruiz Manzano por Miguel Ruiz


cartel de El imaginario del Doctor Parnassus

Director: Terry Gilliam
Estreno: 2009-10-23
Genero: Drama

Tras los quebraderos de cabeza que le supuso a Terry Gilliam la película (aún en proyecto) The Man Who Killed Don Quixote, el director americano no sabía lo que le esperaba en su próxima película: La muerte de su actor protagonista, Heath Ledger. Nada que la imaginación y la pasión por terminar una película que homenajea al fallecido actor no puedan remediar y lograr un maravilloso resultado.


El Imaginario del Doctor Parnassus es una de las películas más ambiciosas y más sinceras el director. Almacena todo su estilo y potencial imaginario, por lo que la dramática muerte de su protagonista fue salvada de manera épica.


La historia trata sobre un espejo donde la gente puede entrar y ver sus sueños hechos realidad gracias a los poderes del Doctor Parnassus. Pues bien, cuando Ledger falleció, quedaban por grabar las escenas del mundo imaginario ya que, como pasa normalmente, se dejan para el final las escenas que requieren edición informática y efectos especiales. Gilliam contó con la colaboración de Johnny Depp, Jude Law y Colin Farrell para ser los Heath Ledger dentro del mundo imaginario. ¡Voila! Si nadie te dice que Ledger falleció en mitad del rodaje nunca te darías cuenta.


Pero el film no solo son recursos pseudo-mágicos, actores de alto nivel y mundos de fantasía. Es una de esas historias en las que la imaginación y los sueños salvan a los personajes de hundirse en el mundo putrefacto en el que Gilliam suele situarlos. El Doctor Parnassus, el actor Christopher Plummer (Up), recorre varias ciudades con su cabalgata para ofrecer funciones y fascinar al público con su Imaginario. Le acompaña el diminuto actor Verne Troyer (Austin Powers) su hija de extraño atractivo, la actriz y modelo Lily Cole; y Andrew Garfield (Leones por corderos). El reparto de lujo se cierra con los 4 actores que interpretan a Tony, y aunque Colin Farrell sigue sin levantar cabeza, cumple en su papel.


Gilliam busca exprimir toda la imaginación, belleza y fantasía que se puede sacar de un mundo tan real y cruel como puede llegar a ser la vida misma. Desde Las Aventuras del Barón Munchaussen no nos llevaba el director a un viaje tan fascinante, complejo y ambicioso. Una gran producción de caricias visuales, interpretaciones teatrales, y una historia conmovedora.


El director vuelve a los orígenes para colgar en los cines un tipo de película fantástica muy difícil de encontrar hoy en día.