Crítica de Pandorum

"

Un producto que adolece de una gran falta de inventiva en su desarrollo e intenta solucionarla a golpe de efectismo barato."

 


Andrés Pons por Andrés Pons


cartel de Pandorum

Director: Christian Alvart
Estreno: 2009-10-03
Genero: Terror

Si hace poco aludía a la buena pinta de este estreno, finalmente al videarla mis expectativas caen rápidamente en el transcurso de un descafeinado desarrollo que no aprovecha sus ideas de base. Creo que al germano Alvart su genial Antikorper le sale de casualidad, ya que después nos brinda “Expediente 39” rematando la faena con este pastiche que cae en lo absurdo. Dos buenos actores, el visto recientemente en G.I. JOE Dennis Quaid y el malo de 30 días de oscuridad Ben Foster se pasean con cara de pasmo sin saber que hacer con sus lineales personajes.

El guión es totalmente desordenado, empezando con un planteamiento que parece prometedor con la amnesia de sus protagonistas manteniendo la intriga en sus primeros compases. De repente todo cae como un castillo de naipes, todos los hilos narrativos abiertos se cierran en una espiral de acción y movimientos bruscos de cámara, de esos que no te permiten saber que pasa. La fotografía abusa de colores pasando por diferentes tonos, pareciendo en ocasiones el arcoíris, un sin sentido que no aporta rumbo al filme. La música a todo volumen taladran los tímpanos del asistente, parece mentira que muchos realizadores puedan creer que una buena coreografía consiste en cámara moviéndose a ritmo bacalao acompañado por golpes sonoros.

Tampoco es necesario en un intento de obtener escenas escalofriantes dejarlo todo a oscura, aunque el efecto deseado es el de plantear atmósfera asfixiante, creo que es necesario poder ver dicha atmósfera para que surja su efecto.

En fin, nada nuevo aporta en un producto que adolece de una gran falta de inventiva en su desarrollo e intenta solucionarla a golpe de efectismo barato.