Crítica de Lluvia de albóndigas

"

Película sobre un inventor de una máquina que hace llover albóndigas. Ser uno mismo, esconder nuestras miserias, avaricia, desenfreno, lujuría, todo ello envuelto en una fina de capa de chocolate para los niños. Imprescindible."

 


Tito Chinchan por Tito Chinchan


cartel de Lluvia de albóndigas

Director: Phil Lord y Chris Miller
Estreno: 2009-12-04
Genero: Animación

Director:Phil Lord y Chris Miller.
Duración: Hora y cuarto de atracón culinario, aunque se deben ver los créditos.
Estreno: 4 de diciembre de 2009.

Esta película, sin reflexión, es una más de dibujos. Unas animaciones con los ojos grandes, con aspecto de 3D, un guión de los de siempre, etc. Pero me ha parecido brutal del todo. Creo que es una patada en el cielo de la boca a la sociedad en la que vivimos. Esa máquina que "esconde" la comida que nos sobra debería hacernos remover de la butaca, en lo que miramos los nachos a medio comer, con bien de queso por encima. Esas lluvias de comida, que sólo se pueden dar en el hemisferio norte, donde tenemos privilegios sin saber bien por qué. Esa avaricia, que como pasa en las películas, no en la realidad, rompe el saco. Ese mensaje bastante evidente, que un apio puede salvarte la vida, y que comas algo sano. Sólo por esos mensajes, me parece un peliculón.

La película trata sobre un chaval, de sorprendente parecido con uno que sale en la tele, que quiere ser un inventor de la talla de Tesla, entre otros. Todos se ríen de él, pero un buen día logra conseguir una máquina que, a partir de agua, hace la comida que quieras. El problema es que dicha máquina se le escapa, y ahora cuando llueve, cae comida.

Amén de lo dicho al comienzo, esta película estoy seguro que puede gustar a los padres que no sientan remordimientos, o que no desconecten en la primera parte. La cantidad de guiños hacia otros géneros es brutal, con su partecica de Matrix, de Indiana Jones, Star Wars, Tormenta Perfecta y otros cuantos que no quiero desvelar. La historia no es gran cosa, pero no se hace aburrida, a pesar que sabes que no moriremos bajo toneladas de comida. Desde luego, el guión es inteligente, y el mensaje que debería quedar, demoledor.

Resumiendo, película sobre un inventor de una máquina que hace llover albóndigas. Ser uno mismo, esconder nuestras miserias, avaricia, desenfreno, lujuría, todo ello envuelto en una fina de capa de chocolate para los niños. Imprescindible.

El cine para peques puede ser inteligente, y sin mensajes moñas.

Besitos.

P.D: Mira que el Flipi ese no me mata, pero su aportación de voz es neutra, nada que ver con lo que solemos ver en los doblajes de "famosos".
P.D.2: Apta para vegetarianos, aunque parezca lo contrario.

lo mejor Lo mejor de "Lluvia de albóndigas"...

La cantidad de sustancia que esconde cada fotograma.

lo peor Lo peor de "Lluvia de albóndigas"...

Realmente, nada.

Critica de "Lluvia de albóndigas" publicada el 2009-12-08
Ver más críticas de Tito Chinchan


Otras criticas de Lluvia de albóndigas

Ver todas las críticas de