Crítica de Celda 211

"

Celda 211 es un mejor ejemplo del cine con ínfulas de ser americano con absurdos argumentales que también resultan ser un terrible mal ejemplo para el público."

 


Israel Yojimbo Nava por Israel Yojimbo


cartel de Celda 211

Director: Daniel Monzon
Estreno: 2009-11-06
Genero: Drama

Si en una crítica anterior consideraba Mentiras y gordas como un ejemplo de cine irresponsable por el mensaje que transmitía la película, Celda 211 es un mejor ejemplo del cine con ínfulas de ser americano con absurdos argumentales que también resultan ser un terrible mal ejemplo para el público.

Daniel Monzón me gustó en El corazón del Guerrero, también en la del Atraco, pero resultó muy flojo en Kovak, un thriller con reparto internacional que pretendía ser bastante complejo, pero que llegaba a ser bastante absurdo. Celda 211 tenía firme intención de verla. Pero lo fui dejando hasta que una amiga me convenció e hizo mi vagancia menos vagancia.

El film empieza de forma brutal, con una explítica e innecesaria escena de un suicidio. Posteriormente comienza lo que todos podemos ver en el trailer: un motín que pilla a un nuevo funcionario dentro de la prisión viendo cómo va a trabajar al día siguiente, el día de su incorporación final.

Lo que ocurre después es la explicación del éxito de varias películas españolas durante este año: es un film de intención argumental y estilística americana. Por algo hay que empezar, y si con esto consiguen espectadores (que no la confianza en el cine español), pues que sigan por esa senda. Pero si hay algo que realmente me llamó más la atención que la corrección formal y la notable interpretación de los actores, es la increíble irresponsabilidad de una película que muestra a unos presos víctimas de un sistema tiránico en el que ningún funcionario se salva de ser, como mínimo, tonto. 

Vale que sea una licencia de la ficción, pero me resulta particularmente ofensivo ver un film tan pro-delincuentes producido en un país en el que la justicia no brilla precisamente por su calidad. Todos conocemos casos de injusticias de criminales que siguen en la calle, que no son apresados o que lo son pero que inmediatamente son puestos en libertad. Que los malos puedan ser los héroes y los malvados, tontos y cafres sean todos los funcionarios me revuelve el estómago, y eso ha podido con la opinión que pueda tener del film desde el punto de vista artístico.

Tosar, Amman y secundarios muy bien. Baños interesante. El guión, un auténtico disparate. Por eso lo han prohibido desde Instituciones Penitenciarias. Obvio.


lo mejor Lo mejor de "Celda 211"...

Los actores.

lo peor Lo peor de "Celda 211"...

Es un film terriblemente irresponsable.

Critica de "Celda 211" publicada el 2009-12-28
Ver más críticas de Israel Yojimbo Nava


Otras criticas de Celda 211

Ver todas las críticas de