ir al especial

Crítica de Desafío total

 
"

Impecable ejercicio de ciencia ficción, de argumento original y montaje y dirección geniales, cortesía de un Paul Verhoeven en estado de gracia por aquel entonces, que se sirve del mejor Schwarzenegger para parir un clásico básico de los ´90."



Más criticas de Desafío total



Diego Oliver por Diego Oliver
RSS: suscribir a RSS



cartel de Desafío total
ver cartel

Director: Paul Verhoeven
Estreno: 1990-07-30
Genero: Ciencia Ficción



Mueve el culo hacia Marte...

Estamos en el año 2084. Douglas Quaid (Schwarzenegger) es un simple obrero de la construcción que aparentemente lleva una vida tranquila y feliz junto a su esposa. Pero noche tras noche Doug sueña que es otro hombre y que tiene otra vida muy distinta de la que vive en realidad. De hecho, los últimos avances tecnológicos permitirán que Doug haga realidad sus sueños y recuerde haber estado en el Planeta Rojo llevando la vida de un agente secreto, con una mujer que no es la suya y con el trasfondo de una terrible conspiración. Pero...¿y si Douglas Quaid estuvo realmente en Marte trabajando como espía? ¿Que ocurre si los nuevos recuerdos implantados no hacen sino sacar a flote aquellos que eran verdaderos pero habían sido supuestamente borrados de su memoria?

 

 

Este es el punto de partida de Desafio Total, la espectacular adaptación cinematográfica por parte de Paul Verhoeven del relato de Philip K.Dick "We can remenber it for you wholesale", donde la base argumental es la misma que en la mayoría de sus novelas: el descubrimiento por parte del personaje principal de que subyace una realidad escondida debajo de todo aquello que hasta entonces consideraban verdadero. Quizás esta premisa tan profunda en su planteamiento quede un poco minimizada en Desafío Total en favor de un entretenimiento puro y duro...Y que quereís que os diga, bendita banalización, porque con ese toque Verhoeven de espectáculo futurista y acción sin tregua el film se instaló directamente y para siempre en los anales del buen cine de ciencia ficción.

 

 

El ritmo de Desafío Total es endiablado, y una vez ha arrancado, apenas si nos ofrece algún respiro. La trama coge velocidad tras los primeros veinticinco minutos y ya no parará hasta el desenlace, ofreciendo un frenético espectáculo visual repleto de persecuciones, tiroteos  y secuencias de acción memorables para los aficionados a la ciencia ficción. Además, es un film que no ha envejecido nada más y es tan disfrutable hoy en día como lo era el día de su estreno. Paul Verhoeven volvió a demostrar que cuando se trata de conjugar ciencia ficción, acción y violencia, es único, como ya demostrara con Robocop o Starship Troopers (una enorme película muy infravalorada...). Los efectos especiales son excelentes, contribuyendo a apuntalar la credibilidad y calidad del film. Tan apabullantes resultaron en su época que de entre todas las películas estrenadas esa temporada, la Academia de Hollywood eligió a Desafio Total como la única nominada para el Oscar en esa categoría aquel año resultando, por tanto, ganadora automáticamente ante la ausencia de competencia. Memorables son las escenas de Quaid disfrazado de señora despojándose de la máscara, él mismo sacándose el transmisor a través de la nariz, o la aparición de Kuato, el líder mutante.

 

 

Encabezando al reparto tenemos al ilustre Arnold Schwarzenegger en uno de sus mejores papeles donde, además de repartir mamporros (cosa a la que nos tenía muy bien acostumbrados) se esfuerza notablemente en un intento de dotar de pinceladas dramáticas a Douglas Quaid, un personaje lleno de matices más allá de la presencia física requerida dado el alto nivel de acción presente en el film. Acompañan muy bien a Schwarzenegger dos personajes femeninos de enorme carácter y fortaleza, tal y como el señor Verhoeven suele retratar a las mujeres en sus películas. Lori y Melina son en Desafío Total las dos caras de la moneda. La bellísima y sensual Sharon Stone brilla con luz propia como Lori, atlética arpía, mujer fatal y esposa ficticia de Quaid, en una interpretación previa a su metamorfosis en icono sexual de la historia del cine, otra vez de la mano de Verhoeven en la genial Instinto Básico. Rachel Ticotin es Melina, la chica buena de la pelicula, tan guerrera y peleona como su querido Quaid.

 

 

Los villanos, como en toda gran cinta de acción que se precie, rayan a gran altura. Ronny Cox es Cohaagen, el prepotente, egocéntrico y genocida dictador que gobierna en Marte al que poco le importan las vidas de los colonos mutantes. Cox repite en un papel similar al que interpretara en Robocop, y demuestra que se le da muy bien hacer de cabronazo (mítica su frase "-Volaré todo esto y estaré en casa a tiempo de tomar la leche con galletas"...). Michael Ironside es Ritcher, mano derecha de Cohaagen, uno de esos esbirros fieles con cara de perdonavidas y bastante mala leche que transforma la persecución de Quaid en algo personal ("-Quiero que ese cabrón muera"..."-Te entiendo muy bien. No me gustaría que un tío como Quaid se tirara a mi mujer"). Pero digamos que la cosa se le va de las manos...

 

 ¿Y quién no recuerda la excelente banda sonora? La partitura de Jerry Goldsmith es toda una joya no sólo de las bandas sonoras del cine de acción, sino de la música de cine en general,  mezclando la orquesta sinfónica con la música electrónica de forma magistral, obteniendo un resultado contundente, intenso y futurista. A ello contribuye el impactante y apocalíptico tema introductorio, una pieza soberbia que anticipa el espectáculo visual que estamos a punto de contemplar cuya celebridad se vió reforzada en España cuando Canal + lo utilizó como intro para las retransmisiones de sus partidos de fútbol. Un clásico indiscutible, sin ninguna duda. 


Resumiendo, un impecable ejercicio de ciencia ficción, con un argumento original y un montaje y una dirección geniales, cortesía de un Paul Verhoeven en estado de gracia por aquel entonces, que se sirve del mejor Schwarzenegger para parir un clásico de los ´90 divertido, frenético y que ha envejecido muy bien. Otra joya imprescindible que confirma que cualquier tiempo pasado (al menos en cuanto a cine se refiere...) fué mejor...

lo mejor Lo mejor de "Desafío total"...

El ritmo trepidante de la narración y la dirección de Verhoeven, que da a luz una historia violenta y divertida como pocas.

lo peor Lo peor de "Desafío total"...

El trasfondo literario en que se basa se diluye un poco tras la media hora inicial.

Critica de "Desafío total" publicada el 2010-01-26
Más críticas de Diego Oliver




Película del Especial "Cine de Ciencia-Ficción"
"Ofrezca entretenimiento o reflexión, o ambas cosas, la ciencia-ficción es un género que ha formado parte del cine desde sus inicios, invitando a soñar con lo imposible hecho posible." por Moebius
  Ir al especial Cine de Ciencia-Ficción