Crítica de Buscando un beso a medianoche

"

Lo mejor es la frescura con la que está rodada, con dialogos ocurrentes, escenas que rezuman originalidad y que me ha hecho verla con mucho interés por el devenir de esta pareja atípica."

 


Xalons por Xalons


cartel de Buscando un beso a medianoche

Director: Alex Holdridge
Estreno: 2009-01-14
Genero: Comedia

Wilson comparte piso con un amigo de la infancia mientras su vida social se hunde. No tiene novia ni ligues conocidos desde que se mudó a Los Angeles y dejó atrás a una chica de la que cree seguir estando enamorado. Es el día de fin de año y su amigo le convence para colgar un anuncio en Internet buscando una mujer con la que compartir esas últimas horas del año. Una chica misteriosa y atrevida responde a su anuncio y se citan. Wilson y Vivian pasearán juntos y hablarán sobre el sexo, el amor, sus proyectos, la ciudad y tantas otras cosas que les hacen pasar de ser dos desconocidos a dos amigos que se hacen compañía en su propia soledad.

Una historia bonita y original. La acción avanza con los diálogos entre los dos protagonistas y recuerda a Antes del amanecer / Antes del atardecer, no en vano la publicidad dice que es de los mismos productores. No importa, es distinta, aquí el tono es más desenfadado, menos discursivo, tal vez más gamberro aunque en el fondo sigue siendo "chico busca chica".

Lo mejor es la frescura con la que está rodada, con dialogos ocurrentes, escenas que rezuman originalidad y que me ha hecho verla con mucho interés por el devenir de esta pareja atípica. Su relación sincera sin tópicos o por lo menos con tópicos bien maquillados se mezclan con una muy buena banda sonora. Luego de acabar de verla, me quedé pensando en varias de sus escenas, para mí tan creíbles de cómo pueden ser las relaciones de dos veinteañeros en una gran ciudad. Aunque Vivian es la chica misteriosa, me gana el personaje de Wilson, un tipo realmente encantador tanto por su desastre emocional cómo por su manera de relacionarse con esta chica que va de comehombres.

Esta película independiente americana fue estrenada en blanco y negro, pero en su edición en DVD tiene tanto esa versión cómo otra en color, ya que fue rodada en color a pesar de la elección de su director por el blanco y negro a la hora de proyectarla en las salas y es en color cómo yo la he descargado y visionado.