Crítica de Furia de Titanes 3D

"

Lo peor es el cacareado 3d metido con calzador. Prácticamente nada aporta a la trama, en ocasiones desenfoca ciertas acciones. El 3d le falta mucho para mejorar."

 


Andrés Pons por Andrés Pons


cartel de Furia de Titanes 3D

Director: Desmond Davis
Estreno: 1982-01-01
Genero: Ciencia Ficción

Si usted es aficionado al cine fantástico debe tener un nombre de cabecera, no por una vez no me refiero al director o intérprete de turno. Uno de los grandes bagajes de la ciencia ficción es el trabajo de los especialistas en efectos especiales. El nombre de Ray Harryhausen se encuentra adscrito con letras de oro en el manejo del Stop-Motion y diversas técnicas con presupuestos ajustados, normal ya que nos referimos al arte artesanal de las 50, 60 e incluso 70 a pesar de los grandes adelantos de dicha década.

En ella se estrenaban la guerra de las galaxias, Alien, Una odisea del espacio, dejando obsoletas las armas del maestro que tan grandes momentos dieron en tiempos de antaño. Simbad y la princesa o su obra maestra con la inolvidable escena de batalla entre los esqueletos en Jason y los argonautas, claramente homenajeada o si prefieren calcada o tal vez ultrajada en la por otra parte muy aconsejable “El ejercito de las tinieblas”.

A pesar de los adelantos comentados con lucas o scott a la palestra, no menguaba las ganas del artesano. En 1982 bajo la dirección de Desmond Davis se estrenaba la entrañable “Furia de Titanes” fracaso rotundo pues sus efectos quedaban genial en los 50, evidentemente en los 80 la cosa fue de risa. No su argumento que entroncaba directamente en la mitología griega con sus dioses, demonios y bestias de todo tipo. No falta el dios del infierno “Hades”. El protagonista absoluto es Perseo, hijo de Zeus el personaje más interesante por su faceta de semidiós lleno de rebeldía logra imponerse a la ristra de seres monstruosos que se encadenan en sus batallas. El realizador de Transportes Luis Leterrier enfoca el Remake otorgando principalmente la tecnología de nuestro tiempo.

No se escatima en recursos, para la ocasión el Kraken, la Medusa lucen con gran esplendor en unos efectos especiales de gran magnitud, al igual que la fotografía banda sonora, maquillaje, montaje. También destacar unas interpretaciones estelares de la mano de la pareja en “La lista de shindler” Liam Meeson y Ralph Fines que se reencuentran mucho tiempo después descargando el protagonismo sobre el avatar SAM WORTHINGTON. Actor que da muestras de un enorme carisma. Además de gran destreza en papeles físicos. Puede ser el principio de una gran leyenda del cine de acción si este australiano de rostro curtido sigue expandiéndose.

Precisamente en las escenas de acción el realizador maneja su mayor dominio, extraordinaria la pelea con los escorpiones con un manejo de la coreografía sublime y una cámara siempre bien colocada. La salida del  Kraken es realmente alucinante, esa salida emergiendo del agua lentamente. Lo peor es el cacareado 3d metido con calzador. Prácticamente nada aporta a la trama, en ocasiones desenfoca ciertas acciones. El 3d le falta mucho para mejorar.

El guión muestra lo más interesante en ciertos cambios al original, al menos no se dedican a realizar una fotocopia dejando paso nuevas puertas de  evasión en la trama con distintos personajes y numerosos cambios en los enemigos. Perseo dispuesto a luchar como hombre, desafiando el poder de los dioses es lo más rescatable. Ya que todo se desarrolla con demasiada prontitud, siendo un videojuego de empaque perfecto que adolece de mayor consistencia dramática.

Su conjunto tiene muchos puntos a favor, desde las comentadas interpretaciones, escenas de acción brillantes, grandes efectos especiales. Todo ello a pesar de algunos defectos propios de una superproducción es un filme entretenido de agradable visionado.