ir al especial

Crítica de El imaginario del Doctor Parnassus

 
"

“Original e hipnótico cuento que nos devuelven al mejor Terry Gilliam, en una historia llena de poética fantasía y personajes carismáticos que te traslada a los recovecos más profundos de la memoria.”"



Más criticas de El imaginario del Doctor Parnassus



Emilio Martín Luna por Emilio Martín
RSS: suscribir a RSS



cartel de El imaginario del Doctor Parnassus
ver cartel

Director: Terry Gilliam
Estreno: 2009-10-23
Genero: Drama



VIAJE MÁGICO A LOS SUEÑOS

“Original e hipnótico cuento que nos devuelven al mejor Terry Gilliam, en una historia llena de poética fantasía y personajes carismáticos que te traslada a los recovecos más profundos de la memoria.”

El pícaro barón Münchausen iluminó la infancia de muchos jóvenes en los años ochenta. Su historia representa todo el estilo del cine de Terry Gilliam: un mundo de imaginación y fantasía, un producto de la subconsciencia que invitar a soñar y a recorrer esos pintorescos parajes. Son historias que el adulto no aprecia tanto como sus hijos. La sospecha de que El Secreto de los Hermanos Grimm (2005) se hubiera estrenado en los años ochenta, hubiera provocado esa misma tormenta de recuerdos que Las Aventuras del Barón Munchausen (1988). Terry Gilliam, es una “rara avis” en la industria cinematográfica, la gran mayoría de sus proyectos retornan fracasados, pero pese a ello, es una presencia necesaria en la cinematografía actual. Gilliam representa el arte, sin condicionantes ni pretensiones; un realizador barroco, anacrónico y sobre todo estimulante.

El Imaginario de Doctor Parnassus es una nueva revisión del mito del Fausto que sigue la estela imaginativa de los anteriormente nombrados filmes de Gilliam. Una producción, que tuvo los consabidos contratiempos que hicieron que se atrasara su estreno durante un año, pero que gracias a los recursos del realizador británico la sacaron a flote de una manera más que digna. Durante su metraje la película parece pérdida por lo que puede apartar al espectador más reacio, pero los instantes que Heath Ledger aparece en pantalla hacen que la cinta se relance y ofrezca sus mejores momentos. El intérprete australiano desborda carisma y llena la pantalla de manera colosal. Ledger se enfunda un personaje (Tony), ambiguo y cínico, dándole un áurea empático con el espectador. La primera versión de Tony al atravesar el espejo, interpretado por Johnny Depp, es junto a Heath y Plummer lo mejor de la obra de Gilliam.

“Nada es permanente…ni siquiera la muerte” esboza el Tony de Depp, en un guiño a su amigo y compañero. Depp “imita” los gestos de Ledger, y se convierte en él. Ledger y Depp tenían más en común que una buena amistad. Ambos son intérpretes con carreras muy parecidas en sus inicios, y Heath mucho más joven estaba recogiendo el testigo de uno de los mejores intérpretes de esta década. Ambos tienen la capacidad de sintonizar con el público, sea la película que sea, interpreten a cualquier personaje, héroe o villano. Nolan decía de Ledger, que “era auténtico carisma tan invisible y natural como la gravedad”, su filmografía así lo atestigua, ante todo con su papel cumbre de Ennis del Mar en Brokeback Mountain, que lo une a los grandes clásicos. De hecho, los instantes en los que Heath Ledger desaparece de la pantalla, una anhela que vuelva ha aparecer, y en cada instante que esto ocurre uno experimenta una curiosa sensación de alegría que se alterna con el deseo de que no vuelva a marcharse de nuestra mirada.

El Imaginario del Doctor Parnassus, es un torrente penetrante de imágenes, que nos muestran un Londres sombrío y sugerente. Personajes del siglo XIX en una época actual. Todo es ambiguo y atractivamente confuso como el personaje de Tony. Con un mago ejemplar guiando el espectáculo, encarnado por, el siempre magnífico, Christopher Plummer. Un actor, que siempre merece elogios, y un poquito más de atención tras cuarenta años de carrera. Este curso se le ha homenajeado con su primera nominación de los premios americanos por su Leon Tolstoi de The Last Station. El resto del reparto (Andrew Garfield, Verne Troyer, Tom Waits y Lily Cole) cumplen soberanamente y destacar la colaboración de dos grandes actores y amigos de Ledger, Colin Farrell y Jude Law que hace una particular representación de Tony.

El film de Gilliam, ha atrapado dos nominaciones en los premios más famosos, que le van a permitir una mejor carrera en el mercado doméstico y le permita algún beneficio económico para su próxima creación. El Imaginario del Doctor Parnassus es una cinta diferente, ilógica y no apta para cualquier mente. La clave es dejarse llevar por las imágenes y atravesar el espejo junto a Heath Ledger, dejarse atrapar por la magia y por las sensaciones evocadas. Una película que cierra la filmografía de un valiente, aventurero y carismático héroe del cine. Una cinta creada por sus amigos haciéndole un gran homenaje. Una experiencia extracinematográfica, que desborda corazón por el celuloide. Desde aquí nuestra particular reverencia a uno de los mejores actores de este siglo XXI, Heath Ledger.

“¿Puedes poner precio a tus sueños?”

Lo Mejor: Christopher Plummer, Heath Ledger y Johnny Depp.

Lo Peor: Quizás la representación de Colin Farrell es la menos lograda.

Puntuación: 8/10

Critica de "El imaginario del Doctor Parnassus" publicada el 2010-04-03
Más críticas de Emilio Martín Luna




Película del Especial "Cine con mayúsculas"
"Clásicos inmortales del séptimo arte" por Emilio Calvo de Mora
  Ir al especial Cine con mayúsculas