Crítica de El manantial

"

Una gran película con un gran colofón y con gran valor actual. El hombre que se mantiene incorruptible y aferrado a sus principios tiene todas las de ganar… a su manera."

 


Israel Yojimbo Nava por Israel Yojimbo


cartel de El manantial

Director: King Vidor
Estreno: 1949-07-02
Genero: Drama

King Vidor dirigió en 1949 esta magnífica película protagonizada por Gary Cooper y Patricia Neal. Está basada en una novela que se adaptó a guión cinematográfico por su misma autora, Ayn Rand.

Howard Roark es un arquitecto modernista y totalmente rompedor. Pero lo realmente moderno y rompedor de este hombre es su integridad y honor. Tras pasar mucho tiempo siendo rechazado por sus ideas totalmente “revolucionarias” sobre la arquitectura, pasa a otro tipo de trabajos que le destinarán a lo que siempre ha tratado de conseguir: su libertad creativa.

Una de las cosas que más puede echar para atrás a los espectadores con prejuicios son los diálogos excesivamente directos, demasiado poéticos y con sentencias casi filosóficas que hoy por hoy precisamente no abundan. Sin embargo son diálogos chispeantes, magníficamente escritos y que otorga al personaje de Cooper una entidad tan valiosa y maravillosa como el mensaje de la propia película. Para dar un referente de la calidad de los diálogos podría dar el ejemplo de Eva al desnudo. Otro punto importante de los grandes diálogos es que potencian mucho los momentos en los que no se usan, en los que se juegan con miradas y sentencias indirectas, como es el caso del romance con Dominique Francon (Neal)

El film es un completo alegato a favor del individualismo. Tan completo y directo como lo puede ser Vive como quieras a favor del comunismo. Sin embargo el guión se apoya en una realidad palpable: el hombre que se mantiene incorruptible y aferrado a sus principios tiene todas las de ganar… a su manera. Puede sonar demasiado ingenuo, pero la historia de Roark, el arquitecto que no se plegaba a los mandatos y gusto de la mayoría, consigue realizar su sueño sin renunciar a sus convicciones. Pero para ello sabe que tiene que pagar un precio “social”: quedarse sin trabajo, aguantar la crítica de necios que no piensan por si mismos, soportar la caridad de aquellos que triunfan sin méritos propios y lo peor de todo, ver como otros que le admiran y confían en él dejen de aguantar y cedan a los mandatos de la mayoría.

El gran Gary Cooper otorga al personaje de Howard Roark una serenidad y entereza envidiable, con una actitud vital tan clara y coherente como sencilla de entender: los logros de una sociedad se consiguen en base a ideas que las personas pueden vislumbrar. Por ello es imprescindible garantizar la libertad individual para poder garantizar que todos podremos disfrutar de aquellos frutos de la gente con iniciativa y amor por lo que hacen.

Un personaje íntegro y honesto como Roark no sólo provoca rechazo en aquellos borregos que siguen las pautas establecidas por una mayoría manipulada y manipulable. También es un faro para aquellos que han renegado de todo lo que consideran correcto, como Dominique Francon, crítica de arquitectura de The Banner, periódico dirigido por el cínico Gail Wynand (Raymond Massey). Ellos dos serán los personajes que más aprendan en esta historia, ya que el talento incorruptible de Roark será para ellos el ideal del que renegaron y la valentía que suponían inexistente.

Una gran película con un gran colofón y con gran valor actual. Muy indicada para aquellos que saben que no se pliegan a las modas, ni a las mayoritarias ni a las minoritarias que presumen de alternativas contando con que el tiempo diga que estaban en lo correcto. Lo bueno del individualismo retratado en esta película es que si dejas prosperar a alguien en lo que realmente le apasiona, todos ganamos. Y no es algo que el socialismo defienda.

lo mejor Lo mejor de "El manantial"...

El guión, los diálogos, Cooper.

lo peor Lo peor de "El manantial"...

Alguna frase demasiado ingenua y profunda.

Critica de "El manantial" publicada el 2007-01-22
Ver más críticas de Israel Yojimbo Nava


Otras criticas de El manantial

Ver todas las críticas de