Crítica de Destino: woodstock

"

Cuenta el germen y organización de uno de los festivales musicales más recordados de los años sesenta, dirigida por Ang Lee y aprovechando que se cumplía el 40 aniversario de la celebración del Festival de Woodstock. "

 


Xalons por Xalons


cartel de Destino: woodstock

Director: Ang Lee
Estreno: 2009-09-25
Genero: Drama

Aprovechando que se cumplía el 40 aniversario de la celebración del Festival de Woodstock, se estrenó en el 2009, esta película del director Ang Lee.

Elliot ayuda a sus padres con la gestión del destartalado motel familiar de un tranquilo pueblo neoyorkino. Cuando se suspende un festival de música en una localidad cercana, se pone en contacto con los organizadores para trasladarlo hasta las instalaciones de su motel y así reflotar el negocio que está en quiebra y con aviso de embargo. El éxito de la convocatoria se desbordará por la multitud de gente que hasta allí se acercarán.

Desde ese punto de partida, la película cuenta el germen y organización de uno de los festivales musicales más recordados de los años sesenta. Lo malo del film es que la música queda muy al margen de un relato que se centra en la anécdota de la peripecia familiar de Elliot y los suyos, así cómo en otros aspectos secundarios al festival.

El hippismo con todo lo que eso conlleva: juventud, drogas, libertad sexual o pacifismo; es el lugar común dónde la historia se deja llevar sin demasiado interés. La incomprensión de lugareños a todo esa revolución social que se presenta en su pueblo, así como la evolución del personal del protagonista, quedan desdibujadas por un desarrollo que nunca consigue arrancar del todo. Más bien, al final lo único que queda en mi retina de espectador, es la suma de unos tópicos tras otros. No es difícil enumerarlos porque son muchos: la escena alucinógena al tomar un ácido, la ridícula compañía teatral cuyo único interés parece desnudarse en el escenario, el personaje travestido, el amigo veterano de Vietnam, o el hippy con su buen rollo acompañado de su novia.

Una película que transcurre sin lograr engancharme aunque mi disposición al tema es buena, pero no me lleva hasta dónde yo esperaba y se aleja casi al igual que el inaudible sonido de fondo de la música que reunió en Woodstock a tantas miles de personas, en aquellos llamados tres días de amor y paz de 1969.

Critica de "Destino: woodstock" publicada el 2010-06-17
Ver más críticas de Xalons