Crítica de El ilusionista

 
"

Hace tiempo tenía ganas de enamorarme de un personaje de ficción y gracias a El Ilusionista (2006), ayer me pasó. Mi ilusionista..."



Más criticas de El ilusionista



Verolindapechocha por Verolindapechocha
RSS: suscribir a RSS



cartel de El ilusionista
ver cartel

Director: Neil Burger
Estreno: 2006-11-17
Genero: Drama



Hace tiempo tenía ganas de enamorarme de un personaje de ficción y gracias a El Ilusionista (2006), ayer me pasó. Es decir, siempre me paro enamorando de personajes de ficción, el último fue del nuevo-viejo James Bond, que estuvo re-hot, pero con él, fue ese tipo de enamoramiento para un choque y fuga nomás, como es usual. En cambio, esta vez sí es un enamoramiento tipo "quiero tener todos sus hijitos"... Ayer el personaje de Edward Norton, el mago Eisenheim, realmente me hipnotizó. Y es que Edward Norton no es guapo, nooo, pero es demasiado atractivo, siempre lo he pensado, tiene una mezcla de bien masculino con bien inteligente, lo máximo. Y en El Ilusionista está más atractivo que nunca.

A pesar de que esta película salió casi simultáneamente con otra muy buena película de magos (El Gran Truco), no se parecen en mucho.

Esta historia está narrada por el inspector Uhl interpretado por Paul Giamatti quien ya nos demostrara su calidad interpretativa en otra película recomendada por EBC, Esplendor Americano. Uhl trabaja bajo las órdenes directas del futuro emperador de Viena, el maldito príncipe Leopold que tiene una muy buena caracterización de Rufus Sewell, uno lo llega a odiar.

La rivalidad entre Eisenheim y Leopold se da porque el príncipe está comprometido con la condesa Sophie (Jessica Biel), el amor de infancia de Eisenheim, entonces simplemente Edward. Él era hijo de un capintero, por lo cual debieron verse a escondidas a lo largo de toda su infancia y adolescencia, hasta que fueron definitivamente separados por la familia de ella. Entonces Edward decide conocer el mundo y su magia y parte de Viena, regresando 15 años más tarde convertido en un gran ilusionista.

El espectáculo de Eisenheim se hace tan famoso que una noche el príncipe y su séquito asisten a verlo y cuando el mago solicita un voluntario "sin miedo a la muerte" el príncipe se pone en pie, más voluntaría "valientemente" a su novia, la condesa. Es recién sobre el escenario que Edward y Sophie se reconocen.

Pero la rivalidad entre Eisenheim y Leopold va más allá de Sophie. El pueblo odia y teme al abusivo Leopold, a la vez que ama a Eisenheim, porque en verdad creen que todas sus ilusiones son magia verdadera.

En este punto en el que Sophie y Edward se han encontrado y el amor a renacido, deberán ver como poder escapar con éxito, esta vez juntos... Y paro de contar para evitar mayores spoilers. Véanla ustedes mismos, vale la pena. ¡Y mucho cuidado con enamorarse!

Datos:
-La película está basada en la historia corta "Eisenheim, el ilusionista" del escritor norteamericano Steven Millhauser.
-La historia es ficción, sin embargo el personaje del príncipe Leopold estuvo inspirado en el verdadero príncipe de Viena, Rudolph, hijo del Emperador Francisco José I.
-El personaje de Eisenheim se basó en el mago Erik Jan Hanussen, quien fuera famoso en Viena a inicios del siglo XX. Murió asesinado por los nazis en 1933.

Critica de "El ilusionista" publicada el 2007-01-24
Más críticas de Verolindapechocha