Crítica de Origen

"

Resulta contundente tanto en su aspecto técnico como en el conceptual."

 


Ramón  Ramos por Ramón


cartel de Origen

Director: Christopher Nolan
Estreno: 2010-08-06
Genero: Ciencia Ficción

Tras  Shutter Island volvemos a encontrarnos con Leonardo Di Caprio interpretando de nuevo a un personaje atormentado, por la pérdida de su mujer, y navegando por su  torturada mente en Origen (Inception, Christopher Nolan 2010), aunque con una puesta en escena muy alejada del estilo retro del film de Scorsese y más cercano al universo tecno futurista de Matrix (Hermanos Wachowski, 1999) o Minority Report (Steven Spielberg, 2002). Un ladrón de ideas, que las extrae del subconsciente de sus víctimas mientras duermen metiéndose en sus sueños, no puede regresar a su país por una serie de cargos legales que pesan contra él. Un magnate japonés le ofrece la tarea de realizar el proceso contrario, es decir, introducir una idea en la mente de un competidor, a cambio de limpiar su historial para que pueda regresar a su casa.

Un guión bien pulido para hacer creíble y entendible este laberíntico relato entre el mundo onírico de los sueños y el real, acompañado de un diseño de producción visualmente apabullante y una soberbia partitura musical de Hans Zimmer, son las grandes bazas que juega Nolan para conseguir una atmósfera absorbente que atrapa al espectador, de la misma forma que lo hizo en su anterior película El caballero oscuro. Aunque tampoco hay que olvidarse de los actores, que todos ellos están más que correctos en sus respectivos papeles. Di Caprio está enorme y lleva el peso protagonista con gran aplomo entre varios rostros conocidos: la joven revelación de Juno Ellen Page, Marion Cotillard, vista el año pasado junto a Johnny Depp en Enemigos públicos, y el carismático Ken Watanabe de El último samurái (The last samurai, Edward Zwick 2003) y Cartas desde Iwo Jima. En papeles más secundarios encontramos a Pete Postlethwaite, inolvidable en la impactante En el nombre del padre (In the name of the father, Jim Sheridan 1993), a Tom Berenger y al gran Michael Caine, habitual en el cine de Nolan, ya que ha participado en las dos entregas de Batman y en El truco final (The prestige, 2006). Otro que repite con el director es Cilian Murphy, que se metió en la piel del Espantapájaros en Batman begins.

Puede dar la sensación de que el artífice de este entramado sea demasiado pretencioso, pero el caso es que consigue salir airoso con una cinta muy sólida y muy potente. En su autocomplacencia quizá se le va un poco la mano al dilatar demasiado el metraje durante el clímax final, pero globalmente es un mal menor dentro del conjunto.

Origen es un espectáculo cinematográfico en toda regla, ya que resulta contundente tanto en su aspecto técnico como en el conceptual. Sin duda una de esas películas que no dejan indiferente a nadie.


lo mejor Lo mejor de "Origen"...

El guión de Nolan y la música de Zimmer.

lo peor Lo peor de "Origen"...

Un pequeño exceso de metraje en el clímax final.

Critica de "Origen" publicada el 2010-08-28
Ver más críticas de Ramón Ramos


Otras criticas de Origen

Ver todas las críticas de