Crítica de Sin Perdón

"

Una obra maestra, cabecera de toda filmoteca moderna que se tenga por modesta. La redefinición de un género, dónde no sobra ni falta nada."

 


Lucas Liz por Lucas Liz


cartel de Sin Perdón

Director: Clint Eastwood
Estreno: 1992-09-25
Genero: Western

Intérpretes: Clint Eastwood, Morgan Freeman, Gene Hackman, Richard Harris.

Sinopsis
La película comienza con la agresión de un par de hombres a una prostituta, a la que le provocan cortes en la cara y cuerpo. Ante la pasividad del sheriff (personaje interpretado por Gene Hackman) sus compañeras hacen circular una generosa propuesta para quién ajusticie a esos dos vaqueros. Es así como William Munny (personaje de Clint Eastwood), un viejo asesino retirado, se hace eco del incidente y de la generosa recompensa. Munny es un asesino retirado, apartado de esa vida ya hace tiempo por su difunta mujer y que vive con sus dos hijos en una pequeña granja, atravesando penurias económicas. Se presenta ante él la oportunidad de conseguir una buena suma de dinero, además de ajusticiar a un par de maleantes. Para ello forma un pequeño equipo con su viejo socio (personaje interpretado por Morgan Freeman) y un joven inexperto (personaje de Jaimz Woolvett).

Crítica
Qué se puede decir que no se haya dicho ya  de esta película.  Me permito empezar calificándola de obra maestra. Es una de esas que no me cansaré de ver y que guardaré en mi pequeño cerebro para todo el tiempo que me dure. Puede ser que la haya visto en tres o cuatro ocasiones, y no me canso. No sólo eso, no deja de sorprenderme. Genial, sorprendente y brillante. Un film casi perfecto, acabado, en su justa medida, donde no sobra ni falta nada. Todo está justificado e hilado con maestría, desde la paciencia. Tejido con manos de director artesano, dedicándoselo a sus maestros, y superándolos. Un montaje soberbio (Oscar de la academia), que presenta y ensambla personajes y guión.
Es un western capaz de combinar los elementos clásicos del género, con otros desmitificadores del mismo. Cumple en cuanto a lo épico, lo sombrío; por momentos áspero, de formas duras, viriles y lenguaje rudo, como marcan los estereotipos  "del polvo, el revolver y la espuela". Desmitificador por retratar el lado humano de unos personajes al borde del precipicio, en sus penurias, en al abismo, débiles, con sus carencias y sus debilidades, pero también desde la fortaleza de sus propias convicciones.
Pero si de alguna forma lo he de calificar, es como una historia de amistad, de dignidad. Un western simplemente humano, que crece a partir de la relación de amistad entre los personajes de Cilnt Eastwood y Morgan Freeman.
Se ha hablado de western crepuscular, no sé si calificarlo así, lo que sí, es que será difícil de igualar.
Nos deja también una música exquisita, con un tema instrumental (Claudia´s Theme) que estremece y asombra. Inolvidable, quedará para siempre en el recuerdo.
Guión rico y dirección minuciosa, artesana y maravillosa (merecedísimo Oscar a la mejor dirección , acompañado por otra estatuilla a la mejor película). Para mí, el comienzo de una grandísima serie de obras maestras del amigo Clint, que concretará años más tarde con Mystic River, Million Dollar Baby, Banderas nuestros padres, Cartas desde Iwo Jima, Gran Torino,..., si bien ésta que nos ocupa, tiene un lugar privilegiado en la lista.
Las interpretaciones,..., superiores, sublimes. Estamos ante una de las mejores interpretaciones de Clint Eastwood, y pos sus propias palabras, de la que más orgulloso se muestra. En un papel, en el que se aleja de sus tópicos, del Harry el sucio que lleva dentro,..., el cual, no obstante aparece de forma brillante y llenando la pantalla en los momentos finales. Unos minutos que todo amante del cine apreciará y quedará enamorado de ellos. Por la fuerza del diaólogo, lo real de la escena y la luz,..., tremenda luz oscura de noche.
A Clint le acompañan unos secundarios no menos soberbios. Sin duda, puede pasar a la historia como uno de los directores que más Oscar ha regalado a sus secundarios; a Gene Hackman por este papel de sheriff autoritario (magnífico), a Tim Robbins por Mystic River, a Morgan Freeman por Million Dolllar Baby,..., a los que se unen algunos más a actor principal (preguntémosle a Hilary Swank y a Sean Penn) y otras muchas nominaciones.
Tanto Gene Hackman como Morgan Freeman lo bordan, cada uno con su estilo y dibujando personajes completamente distintos, pero magníficamente interpretados en ambos casos. También destacó los diez minutos de ese loco inglés llamado Richard Harris.
Por todo ello, el sobresaliente lo tiene más que ganado, UNFORGIVEN es sin duda una obra maestra y tienen que estar en el selecto conjunto de los clásicos del cine moderno, capaz de reinventar un género decadente y agotado, acercándolo a un publico, al cual nos quedan ya algo lejanos sus años gloriosos.
Se lleva mi mayor nota, hasta el momento. Nunca la ignorancia ha sido tan sabia.

Nota general: 9 sobre 10.

lo mejor Lo mejor de "Sin Perdón"...

Por dónde empezar... La mano artesana de la dirección y el montaje, que tejen a la perfección una red en la que confluyen un magnífico guión con unas interpretaciones sublimes, desde la humanidad y la dignidad

lo peor Lo peor de "Sin Perdón"...

No puedo ponerle pegas, la ignoracia es tanta y la obra maestra tan grande, que no puedo ensombrecer nada.

Critica de "Sin Perdón" publicada el 2010-09-28
Ver más críticas de Lucas Liz


Otras criticas de Sin Perdón

Ver todas las críticas de