Crítica de Héroes (herois)

"

"Una historia nostálgica que cae simpática por recordar los maravillosos años 80, pero que podría haber tenido muchas más aventuras y mucha más miga en vez de intentar parecerse tanto a míticas pelis de aquella época, sin aportar casi nada nuevo""

 


elprimerhombre por elprimerhombre


cartel de Héroes (herois)

Director: Pau Freixas
Estreno: 2010-10-22
Genero: Drama

La nostalgia suele ser un viaje al pasado un tanto agridulce ya que se recuerdan buenos momentos que nunca volverán. En mi caso, cuando revivo en mi cabeza la infancia o la adolescencia siempre se me dibuja una sonrisa en el rostro, como me ocurrió viendo la última película de Pau Freixas, Herois (Héroes, 2010), donde se rememoran unas vacaciones de unos chavales allá en un verano de los 80, con un claro homenaje a aquellos maravillosos años. El director, como Albert Espinosa, coautor del guión junto con él, creció en aquella época (igual que un servidor) y ha comentado que se considera heredero del cine de Zemeckis, Spielberg y Lucas, y viendo la película nos resulta bastante obvio ya que nos acordamos enseguida de Cuenta conmigo (1986), Los Goonies (1985), E.T. (1983), hasta de La selva esmeralda (1985), aunque únicamente por una escena en concreto, y de la mítica serie Verano azul (1981).

Lo que ocurre es que parece que se ha querido conseguir un argumento propio con cosas típicas que ocurrían en aquellas películas juveniles de aventuras, sin tener nada nuevo que mostrar, salvo algunos sucesos autobiográficos del propio Freixas, como que los padres del chico protagonista ya no viven juntos y tenga que acostumbrarse a vivir con la nueva pareja (Lluís Homar) de su madre (Emma Suárez). De ahí que uno se espere casi todo lo que va a ocurrir, aunque la película está planteada en dos historias paralelas de diferentes etapas de la vida: a parte del recuerdo de aquel verano inolvidable en el que los protagonistas son cinco chicos de doce años (Ferran Rull, Alex Monner, Mireia Vilapuig, Joan Sorribes i Marc Balaguer), también conoceremos a un tipo que tiene una agencia de publicidad (Álex Brendemühl) que debe de ir a una importante reunión, y que por el camino encontrará a una chica (Eva Santolaria) que se dirige andando con una mochila a una cita también importante. Ambos personajes serán fundamentales para la historia, pero no se puede comentar nada más porque en cualquier sitio de internet, como en la misma web de una de las productoras, Media Films, se expone un argumento que ha hecho formularme tres preguntas: 1. ¿Se me ha escapado algo de la historia? 2. Si no es así, ¿cómo es posible que el argumento sea ese? 3. ¿O es que es un fallo enorme de guión?. Y me gustaría saber algo más: ¿Pau Freixas y Albert Espinosa son conocedores del argumento que se lee por internet? ¿Y si es así, están de acuerdo?.

Dejando este detalle aparte (y eso que es de lo más fuerte que me he encontrado en mucho tiempo), hay que decir que con todos los alicientes que tiene la película es normal que caiga simpática a los espectadores, como en el pasado Festival de Malága, donde, aparte del Premio al mejor Vestuario, recibió el Premio del Público. Y sobre todo lo será para la gente de nuestra generación, que disfrutó mucho con esas entretenidísimas películas llenas de aventuras y diversión a raudales; pero por mi parte eso no basta. La historia podría haber tenido muchísima más miga, basándose más en las historias de pandillas, o con muchas más aventuras. Mientras la estaba viendo (tristemente era el único en la sala, aunque fue en la primera sesión), me daba cuenta de que cada fotograma de la historia de los chicos quería ser fiel a esa época, casi calcando la fotografía de películas tan míticas como las mencionadas E.T. o Cuenta conmigo. Y eso tiene su gracia, no lo pongo en duda, pero da lugar a que no sorprenda nada, sólo que sirva como efecto de simpatizar con el espectador más nostálgico. Y para conseguir un resultado mayor, la música de Arnau Bataller también intenta hacernos recordar o meternos más en esas historias que tanto conocemos, aunque en algunos momentos la banda sonora se utilice demasiado. Pero es un acierto utilizar temas como Ti amo, de Tozzi, Big in Japan y Forever Young, de Alphaville, o Last dance, cantada por Donna Summer.

Además, en la película hay mucho material expuesto que sirve como componente fundamental para poder hacer una buena peli de aventuras, algo que se podría haber conseguido con creces. La misma historia de la cabaña con poderes especiales que se encuentra en un árbol está bien utilizada como meta para los pequeños protagonistas, que además se hacen llamar "Los pequeños" para una cursa que se va a hacer para a ver qué pandilla de chicos se queda ese año con la cabaña. Y es en este preámbulo donde entra el típico chico que no tiene amigos, con gafas grandes y maleta en la espalda, que ha sido echado de varios grupos (como Los Pijos, Los Heavys, Los Punkis, o Los de las bicis del norte) y que será bienvenido en el grupo de Los pequeños, sobre todo porque les falta uno para poder competir. Esta nueva unión en la pandilla hará que la historia se amenice, pareciéndose aún más a Cuenta conmigo, pero con esto no se conseguirá el entretenimiento que uno podría llegar a creer viendo el tráiler de la película.

La interpretación de los chicos protagonistas es aceptable, acompañados por Nerea Camacho (la joven protagonista de Camino, 2008) como chica inalcanzable, de la que está enamorado Xavier (Álex Monner), el personaje principal. En su intento por intentar algo con ella veremos su primer beso, otra característica clásica de la adolescencia. Las interpretaciones de Emma Suárez y Lluís Homar son correctas, aunque su papel en la película no tiene mucha relevancia, salvo el personaje de Homar que tiene que hacerse respetar por Xavier (algo que ya se ha visto infinidad de veces en el cine, aunque sea parte de la vida personal de Freixas). El mejor, sin duda, es Álex Brendemühl, siempre partícipe de producciones poco convencionales y con una carrera bastante coherente.

Y la verdad es que Freixas y Espinosa han querido contar una historia amena, simpática, ingenua, y sobre todo nostálgica, pero, por mi parte, seguramente que si la historia no recordara a los años 80 no hubiera sonreído en ningún momento. Todo está planteado únicamente para recordar aquella época, y es que hasta a los niños protagonistas les hicieron ver, antes de empezar el rodaje, Los Gonnies, Regreso al futuro (1985), y Karate Kid (1986), pasando juntos dos semanas en una colonia infantil; quizás por eso la prensa los haya bautizado como los Goonies catalanes, aunque creo que con mucho menos carisma.


lo mejor Lo mejor de "Héroes (herois)"...

El homenaje a las pelis de aventuras de los 80

lo peor Lo peor de "Héroes (herois)"...

Que recuerde demasiado a esas películas a las que se quiere homenajear sin aportar casi nada nuevo

Critica de "Héroes (herois)" publicada el 2010-10-26
Ver más críticas de elprimerhombre