Crítica de La casa de mi abuela (la casa de mi abuela)

"

LA CASA DE MI ABUELA se estrenó diez años antes del documental de Guerín, LA SOMBRA DEL MEMBRILLO de Erice, director de directores, sentó las bases del nuevo cine documental español. Casi nada. "

 


José Antonio Bermúdez por José Antonio


cartel de La casa de mi abuela (la casa de mi abuela)

Director: ADAN ALIAGA
Estreno: 2010-12-01
Genero: Documental

La sombra de Guerín es alargada. José Luis dirigía hace unos años una de esas películas que marcaría el devenir del nuevo cine español: EN CONSTRUCCIÓN. El documental (re)nació. En 2004, el indómito Michael Moore ganaba la Palma de Oro del festival de Cannes con su película FAHRENGEIT 9/11. Otro documental. Nada que ver con el de Guerín, con BALSEROS(a punto de triunfar en los Oscar de 2005) y EL CIELO GIRA de Mercedes Álvarez (ganadora en 2005 del Bafici, el Festival Internacional de Cine Independiente de Buenos Aires). Por cierto, Mercedes, alumna aventajada de José Luis Guerín (fue una de las montadoras de EN CONSTRUCCIÓN).

En esta misma tradición, el documental LA CASA DE MI ABUELA, dirigida por el alicantino Adán Aliaga, obtuvo el premio del jurado Joris Ivens en el Festival Internacional de Documental de Ámsterdam. En abril de 2006 se estrenaba en España.

LA CASA DE MI ABUELA es el retrato de la convivencia entre abuela y nieta en una vieja casa, en San Vicente de Raspeig (Alicante). Una empresa ha comprado el terreno, previsto para construir un edificio de vivienda. Relato de hechos, las personas frente a éstos...y todo ello con un objetivo: la reflexión. Se habla del trasfondo de las cosas, del paso del tiempo, la memoria, las personas como percepciones frente a la realidad...frente a la vida misma.

Como apuntaba hace unas líneas atrás, nada que ver con los personalismos desmedidos del amigo (showman) Moore, del folletín ideológico que da respuestas (o lo intenta). Es otro tipo de cine documental alejado del desenfreno y la sobre-información. El cine inagurado por Guerín se detiene, contempla la realidad, y le da al espectador/a la opción de descubrir (reflexionar)...entorno a esa realidad (siempre compleja) y sus múltiples vértices.

Existe, desde hace un tiempo, la necesidad por parte del público de acercarse a la realidad. La televisión propone todo tipo de programas de tele-realidad (Big Brother). Y el cine, relata los hechos a través del género documental, con el propósito de generar preguntas a través de la reflexión. El cine documental, por definición, es interactivo con la audiencia. No hay verdades absolutas; la realidad es mucho más compleja que la historia de ficción con el héroe de turno, y la diversión entendida como la acumulación de efectos especiales en una misma secuencia. En ocasiones, nos hemos encontrado películas convencionales en las que el director ha hecho uso del estilo documental para “acercarnos a la realidad”. Unos ejemplos: el maestro Spielberg en LA LISTA DE SCHINDLER (sin olvidar la primera media hora de SALVAR AL SOLDADO RYAN) y un genuino Oliver Stone en ASESINOS NATOS (también en JFK); o cámara en mano, reformulando el terror, EL PROYECTO DE LA BRUJA DE BLAIR de Daniel Myrick y Eduardo Sánchez.

Diez años antes del documental de Guerín, LA SOMBRA DEL MEMBRILLO de Erice, director de directores, sentó las bases del nuevo cine documental español. Casi nada. Sin olvidar el relato estremecedor de una obra maestra titulada EL DESENCANTO. Y lo último de Guerín es GUEST, otro documental o, por cierta, ¿no será que toda la filmografía de Guerín se fundamenta en la bases de dicho género?


Critica de "La casa de mi abuela (la casa de mi abuela)" publicada el 2010-12-01
Ver más críticas de José Antonio Bermúdez