Crítica de The Town. Ciudad de Ladrones

"

Loable esfuerzo cinematográfico que se queda escaso de contenido y lejos de los grandes clásicos del género."

 


Lucas Liz por Lucas Liz


cartel de The Town. Ciudad de Ladrones

Director: BEN AFFLECK
Estreno: 2010-10-29
Genero: Suspense

Intérpretes: Ben Affleck, Rebecca Hall, Jon Hamm, Jeremy Renner, Blake Lively, Slaine, Owen Burke, Titus Welliver, Pete Postlethwaite, Chris Cooper, Victor Garber

Sinopsis

Un grupo de amigos del barrio de Charlestown, en Boston, se gana la vida atracando bancos y furgones blindados. En uno de los atracos toman como rehén a la directora del banco, Claire (personaje interpretado por Rebecca Hall).
A partir de ahí, mientras planifican su próximo trabajo, Doug MacRay (personaje de Ben Affleck) empieza a seguir a Claire para asegurarse que no colabora con el FBI y no les pueda delatar. Claire se ve atrapada en la encrucijada de colaborar o no con el FBI, a la par que comienza a plantearse una relación sentimental con Doug.


Crítica 

Como me pasa casi siempre a la hora del ir  al cine, tengo que pelear con dos  viejos enemigos; las expectativas y los recuerdos a obras pasadas.  Lo sé, ustedes dirán, "menuda gilipollez, porque no vas simplemente al cine y tratas de disfrutar de la película". Pues sí, no crean que no lo hago, pero  a menudo me asaltan estos y otros "complejos de mente trastornada" ,y conforme avanza la cinta no hacen más que evocarse una y otra vez. Este problema, como otros muchos, está en mí y no el maravilloso mundo del cine, así que voy a tratar de  hablarles de la película y dejar de divagar.
El film tiene cosas buenas y cosas malas. A mí quizá me pesen más los aspectos negativos y sea en estos en los que pongo más énfasis, pero  también le reconozco ciertos méritos, entre ellos el fundamental y para lo que esto sirve, que es para entretener y alejar la mente de nuestros fantasmas diarios. Eso lo consigue.
Es la primera película de Ben Affleck como director que vemos desde la ignorancia y nos ha causado grata sorpresa en esa faceta. No obstante (siempre hay un no obstante), nos recuerda demasiado a otras chistorias relacionadas con él. Además de director, Ben Affleck es aquí guionista y protagonista, y sea cierto o no, eso provoca similitudes. Sobre todo por atmósfera, ambientación, estética e incluso por ese aire de marginalidad y problemática de sus personajes, nos recuerda mucho al Indomable Will Hunting, donde el tándem Affleck-Damon ejercían de guionistas (Oscar al mejor guión original) y de protagonistas.
Se nos muestran unas dignas escenas de atracos y persecuciones callejeras, si bien tampoco puede dejar de evocarnos a HEAT. HEAT, esa gran película del género, sugerida Desde la Ignorancia unas semanas atrás. Pues bien también son muchos los recuerdos a esta cinta, y permítanme, no estamos para comparar arenisca con diamantes. Es una versión bastante burda de lo mismo: atracos, tiros, policía pisando los talones, tramas de amor alrededor e incluso historias de algunos de los personajes muy parecidas. Sin querer decir más de lo que debo, hay momentos que parece que estamos sustituyendo a Val Kilmer y Ashley Judd, por Affleck y Hall, con la diferencia de llevar una historia secundaria a momento principal (no digo más, pero esa escena en la que hablan por teléfono y la policía está con ella; ella no entrega al chico, malo, pero su chico,..., señores!! no huele demasiado??). No hay comparación posible, ni en cuanto a historia, ni maestría en su puesta en escena, ni en interpretaciones, ni en carga dramática, ni en el tránsito pausa-acción, ni en el duelo atracador-policía (dios mío, qué he osado a decir comparar a De Niro-Al Pacino con Alffleck-Hamm, sacrilegio!!), ni en el debate moral en el que se mueven los protagonistas, ni en  la  riqueza del guión,..., bueno voy parando ya,..., en casi nada, pero como es una referencia del género y hay tremendas similitudes sin camuflar, nos teníamos que parar en ello.
Algo de agradecer es la convencionalidad con la que se narra la historia, lo que, sin llegar a causar admiración, nos permite seguir la historia con tranquilidad y mantenernos atentos a la misma. La simpleza bien merece a veces ser aplaudida, al menos por ese lado. No por el hecho de que se le debería pedir algo más que el mero hecho de quedarse en lo superficial.
No quiero dejar pasar la oportunidad para lanzar una pequeña crítica a la falta de originalidad de ciertos guiones en lo básico. Joder, estamos un poquito hartos de esa historia de chico malo que busca el camino de la redención a través de la historia de amor con chica buena?.... Ya le hicimos este apunte a "El Americano" de Clooney meses atrás. No sé, será otra divagación más de una mente trastornada.Y por último, vamos a las interpretaciones. Pues poco que decir a eso. Correctas en su mayoría, sin asombrar pero correctas. Sólo tres cosillas: Rebecca Hall nos ha defraudado; Jeremy Reener se está comiendo la pantalla en cada aparición que le vemos y Chris Copper, sacrilegio con este monstruo interpretativo,..., por favor no le concedan solo cuarenta segundos de película a un actor de esta talla.Sin más concluyo con una frase que una gran amiga, a la que he frustrado, suele recordarme: toda película merece una oportunidad. Por tanto, dénsela, no creo que se arrepientan.


Nota general: 5,0 sobre 10.


lo mejor Lo mejor de "The Town. Ciudad de Ladrones"...

Las escenas de acción están ejecutadas bastante bien, tanto desde el punto de vista técnico como desde el punto de vista interpretativo.

lo peor Lo peor de "The Town. Ciudad de Ladrones"...

Demasiadas coincidencias o sensaciones de coincidencia con anteriores producciones de similar temática. Por exigir, falta de contenido y excesiva convencionalidad.

Critica de "The Town. Ciudad de Ladrones" publicada el 2010-12-10
Ver más críticas de Lucas Liz


Otras criticas de The Town. Ciudad de Ladrones

Ver todas las críticas de