Crítica de Noche y día

"

Tom Cruise se introduce en un sucedáneo de Ethan Hunt consiguiendo empeorar la saga Misión Imposible. Sin guión, sin gancho, sin entretenimiento,... Prescindible"

 


Lucas Liz por Lucas Liz


cartel de Noche y día

Director: James Mangold
Estreno: 2010-07-20
Genero: Acción

Intérpretes: Tom Cruise, Cameron Díaz, Peter Sarsgaard, Paul Dano, Jordi Mollá, Maggie Grace, Marc Blucas, Viola Davis, Celia Weston, Dale Dye.

Sinopsis 

Roy (personaje interpretado por Tom Cruise) es un agente secreto americano que trata de defender a un joven investigador que ha sido capaz de desarrollar una nueva forma de energía, limpia, barata, almacenable y compacto (quién la pillase!). En su camino se cruza el personaje de Cameron Díaz, justo antes de coger un vuelo en el aeropuerto de Wichita. A partir de ahí surge entre ellos una relación de necesidad y amor, mientras la acción fluye a su alrededor y no se sabe muy bien quiénes son los malos ni quiénes los buenos,  quién se vende y quién no al mejor postor y quién es un  agente corrupto y quién no (bueno en este punto he de reconocer que le estoy dando cierta dosis de misterio e intriga que la película no tiene).


Crítica

Película del género de "acción desproporcionada" y del subgénero de "acción -comedia romanticona", con todo lo que ello conlleva, generalmente de malo. Se aprecia también lo que en estos casos se hace bastante bien; dos figuras del cine de Hollywood que garantizan el taquillazo (he dicho figuras de Hollywood y no figuras de la interpretación y esto ha sido completamente deliberado), buenos efectos especiales, grandes coreografías en las escenas de persecución, explosiones, grandes y variadas localizaciones (con algunos errores, como tampoco podían faltar), ciertas dosis de chispa y gracejo..., en fin, todos los elementos de una superproducción de este calado. Lo bueno de estos casos, es que no pueden defraudar y las expectativas se suelen cumplir. Y ya conocéis mis problemas con las expectativas.
El director James Mangold se aleja de anteriores cintas que desde la Ignorancia hemos visionado como Copland, Inocencia Interrumpida, Kate&Leopold, El Tren de la 3.10 y En la Cuerda Floja. Pues bien no podemos decir otra cosa: "estamos ante uno de sus peores productos".
Pero vayamos por partes, que hay mucho en el conjunto y poco bueno que contar, como suelen decir mis amantes ocasionales en los momentos de alcoba (ocasionales por escasas y porque nunca repiten, claro está) . Y empezaremos en esta ocasión por los actores. Encabezan el cartel Tom Cruise y Cameron Diaz, que ya  coincidieron anteriormente en títulos como Vanilla Sky. Como ya he dicho antes, para nosotros grandes nombres pero pobres actores. Tom Cruise empieza a verse en exceso como el Ethan Hunt de Misión Imposible -MI- (es sus múltiples entregas) y eso ya nos cansa. De la señorita Diaz nunca hemos tenido un gran concepto como actriz y a lo único que damos  algo de mérito es al hecho de ser un buen cuadro para algunos salones. Aparece por ahí nuestro españolito Jordi Mollá del que tampoco somos fans y bueno, ¿qué decir? Pues que suponemos que para una o dos buenas cenas le habrá dado el salario, pero para crecer como actor seguro que no,..., sus incursiones en Hollywood, son realmente dignas de revisión y para "hacérselas mirar". Por último Peter  Sarsgaard, un actor de correctas formas, que aquí pasa desapercibido dado que su misión era la de florero, y siempre le dará algo de caché para crecer en el mundillo, digo yo.
El guión no tiene ni pies ni cabeza, y la historia no existe; vacía y predecible. Pero como digo tampoco la requería el producto simplón, ramplón, falto de contenido y lleno de flores que se pretendía construir. Además, como no podía faltar, una vez más cuando el señor Tom Cruise visita España, se presenta esa manía por mezclar el aceite del oliva con el Albariño (muy rico por cierto), y que yo sepa ni tienen que ver y además son inmiscibles. Si en MI les dio por mezclar la Semana Santa con las fallas, bueno a veces coinciden en el tiempo, ahora les da por hacer una visita a Sevilla y celebrarse los sanfermines. Incluso se tararea el "uno de enero, dos de febrero,...". Y ese Jordi Mollá diciendo "hoy dan comienzo los sanfermines". Será que es gracioso o que como ese Camacho de Cieza entrena a Osasuna y ese Caparrós de Utrera al Athletic, España es  única e indivisible y se ha conseguido extender las fiestas nacionales a todo el territorio patrio (joder, esta frase la podría haber firmado Paquito el de El Ferrol,..., dejémosle descansar que es lo mejor que hizo en su vida). Para la entrega XXII de MI, están barajando unas escenas en la Ciudad de las Artes y la Ciencias de  Bilbao, en las que se degustarán ensaimadas con mojo picón y se dará la bienvenida con la muñeira de Móstoles.
Y pasemos a la acción, que era de lo que se trataba. Esta cinta podría pasar por una entrega más de MI, y como tal, las escenas de acción, las persecuciones, las explosiones y los efectos especiales están cuidados y muy bien ejecutados desde el aspecto técnico y por los actores y dobles.
Los diálogos y las dosis de comedia son muy pobres y lejos de poderse catalogar como loables. Si hay cierta química (más bien inorgánica que orgánica)  entre Cruise y Díaz, la falta de guión la mata.
Es un ejercicio de entretenimiento palomitero que internet nos ofrece (señora Sinde no se enfade que estamos en Navidad y nunca mejor dicho, es TIEMPO DE COMPARTIR), sin posibilidad de elegir mucho más. Y entiéndanme, no es excusa, lo sé, es la simple verdad.


Nota general: 2,5 sobre 10.