Crítica de The karate kid (2010)

"

Una de esas cintas que tratan de aprovechar el tirón de "un clásico" de los ochenta y ya de paso impulsan la figura "del hijo de papá". Un correctísimo Jackie Chan lejos de su habitual registro."

 


Lucas Liz por Lucas Liz


cartel de The karate kid (2010)

Director: Harald Zwart
Estreno: 2010-07-04
Genero: Acción

Intérpretes: Jaden Smith, Jackie Chan, Taraji P. Henson, Wenwen Han, Rongguang Yu, Zhensu Wu, Zhiheng Wang, Jared Minns, Luke Carberry, Cameron Hillman. 
Sinopsis Revisión y adaptación del éxito homónimo de los años noventa. En este caso, el adolescente Daniel se convierte en un chico, Dre (personaje interpretado por Jaden Smith, hijo de Will Smith, principal impulsor del proyecto), de unos doce años de edad, que se traslada a China junto con su madre, por motivos laborables. Al igual que en la versión original, el chico se ve atraído por una joven de su edad y es apalizado por otros jóvenes locales, doctos en artes marciales. Dre encontrará en el encargado de mantenimiento de su edificio, el señor Han, a su maestro de kung-fu; en este caso Jackie Chan, reemplaza a Pat Morita y su emblemática interpretación de señor Miyagi. 
Crítica Vamos a empezar por lo primero, como debe ser. Y lo primero que tenemos que decir, y que posiblemente condicione todo lo posterior, es que los "remakes" no nos gustan, en general. En algunas ocasiones se hacen buenos trabajos y el resultado final es entretenido, si bien, cuando el original nos  evoca buenos momentos, el remake no hace más que amargar y dejar un regusto desagradable. Pues bien, estamos ante uno de esos casos, sin desmerecer la cinta y el esfuerzo realizado, pero pierde lo genuino de aquel Daniel San de 1994.
Poco nos aporta de nuevo. Entre las pocas cosas: la ambientación, la edad del protagonista y la originalidad del golpe ganador del final.
En esta ocasión la historia la protagoniza en un niño de doce años, interpretado por el hijo de Will Smith (papá ha puesto el dinero necesario para el lucimiento y lanzamiento de su hijo, que ya le acompañase en En Busca de la Felicidad). Y se ambienta en China, debido a las necesidades laborales de la madre y ante la ausencia de una figura paterna,(ausencia ya presente en la primera versión). Otros elementos que se repiten son la chica de la que se enamora, los violentos que le maltratan y a los que se tiene que enfrentar, el encuentro casual con un maestro de artes marciales de formas nobles, pausadas e inteligentes, un torneo de  kung-fu de por medio y una escena final con un golpe espectacular, si bien en este caso no tendremos la oportunidad de revivir la famosa "grulla".
Por empezar a criticar, comenzaremos con la edad del protagonista. En este caso en vez de tener a un adolescente, tenemos a un niño de doce años, débil y enquencle, como en la primera versión, pero niño al fin y al cabo. Esto nos genera ciertos problemas de credibilidad y comprensión, destacando la historia de amor con la niña y sorprendiendo bastante las aptitudes físicas de un niño de esa complexión, frente a los niños orientales, aparentemente mayores y con mucho más porte. Otro aspecto "amargo" al respecto de la edad del protagonista, es la facilidad con la que se dan mamporros a diestro y siniestro. Mucho más violenta y explícita que la versión de 1994 y se hace algo duro de ver, el contemplar a niños de doce años darse esas zurras.
Para los que conocen la anterior prácticamente nada sorprende e incluso el transcurrir del torneo final es exactamente igual, sin querer desvelar ningún detalle más.
Lo más destacable es el descubrimiento de un Jackie Chan libre de sus habituales clichés y ofreciendo una interpretación seria, pausada y dramática. No nos cuesta decir que mucho mejor de lo que esperábamos, una sorpresa, grata sorpresa. Se vislumbra también cierta afinidad con Jaden Smith que se ha plasmado muy bien en la pantalla.
Revisada historia, guión e interpretaciones, poco más a destacar ni para bien ni para mal, sólo nos detendríamos en comentar la presencia aquí de James Horner (habitual generador de BSO y refritos similares, frecuente en el cine de James Cameron) con una música nada reseñable, pero con un par de cortes serios e inteligentes.
No podemos decir que no se trate de una cinta correcta y algo entretenida, que respeta correctamente el producto original, pero eso no es suficiente y si no es suficiente, no puede aprobar. Nos atrevemos a decir que prescindible e injustificable, pero bueno esa opinión se la dejo para ustedes, más sabios y más inteligentes que el que balbucea términos inconexos en estas líneas.
Recomendable para el público infantil, y quizá aún más en estas fechas navideñas.  Nota general: 3,0 sobre 10.

lo mejor Lo mejor de "The karate kid (2010)"...

Un más que correcto Jackie Chan en una interpretación dramática lejos de su habitual mamporreo.

lo peor Lo peor de "The karate kid (2010)"...

Muy explícita en los golpes lo que resalta visualmente por la edad de los protagonistas,..., vamos que ver cómo se zurran niños de doce años es un poco duro!

Critica de "The karate kid (2010)" publicada el 2011-01-03
Ver más críticas de Lucas Liz


Otras criticas de The karate kid (2010)

Ver todas las críticas de