Crítica de Valor de ley (2010) (true grit)

"

Los hermanos Coen retoman el relato de Portis para traer el Western de nuevo a escena, dando forma a una buena película."

 


Lucas Liz por Lucas Liz


cartel de Valor de ley (2010) (true grit)

Director: Joel y Ethan Coen
Estreno: 2011-02-14
Genero: Western

Intérpretes: Jeff Bridges, Hailee Steinfeld, Matt Damon, Josh Brolin, Barry Pepper, Paul Rae, Ed Corbin.

Sinopsis
Los hermanos Coen realizan una nueva adaptación del relato de Charles Portis, que ya fuese llevado al cine con idéntico nombre en 1969 por Henry Hathaway y protagonizado por John Wayne, consiguiendo por él la única estatuilla dorada del cine americano que este gran actor tiene.
Tras el asesinato de su padre, la adolescente Mattie Ross (personaje interpretado por Hailee Steinfeld) está decidida a hacer justicia, para lo cual contrata los servicios del veterano y polémico Marshall, Rooster Cogburn (personaje interpretado en su día por John Wayne y al que da vida aquí Jeff Bridges). Tanto la joven Mattie como un "decrépito" Rooster se ponen en camino para dar caza al asesino Tom Chaney (personaje interpretado por Josh Brolin), adentrándose en el interior de la reserva india. Por el camino se les unirá el ránger de Texas, Laboeuf  (Matt Damon), que también persigue a Chaney por el asesinato de un senador en aquel estado.


Crítica

Tarde lluviosa y fría entre semana, saliendo del trabajo a una hora prudencial, un servidor y compañía se dirigen a una sala de cine en versión original para disfrutar de esta versión de los hermanos Coen, de la cual hemos oído maravillas y esperamos disfrutar. Vamos a las seis de la tarde presuponiendo que la sala estará casi para nuestro único disfrute y así es. Con algo de gripe, un refresco de cola light y con muchas ganas de disfrutar; así nos encontramos en la sala. Y la hemos disfrutado, claro que sí.
Típico producto de los hermanos Coen, trasladado en esta ocasión al género del Western, poco prolífero en la actualidad, pero que en los últimos años nos ha dejado joyas imborrables en nuestra mente como Unforgiven de Clint Eastwood.
Los hermanos Coen absorben la novela de Portis y la dotan de su sello cinematográfico característico, dándole valor a los personajes, sin restarle importancia a la historia y confiriéndole gran peso a las pausas, a los diálogos y al plano delicado, de transcurrir lento y sosegado. Sin prisas, pero construyendo una historia, en la que cuando te das cuenta, no ha habido pausa y está a punto de rematar a fin. Ese ritmo equilibrado y tranquilo queda ampliamente reflejado en los personajes de una adolescente voluntariosa, lista y bondadosa, y en un viejo algo decrépito, de gatillo fácil y mucha vida, pero ablandado por el sentimiento último de justicia y la admiración y cariño hacia la niña.
No deja de ser un Western que se aleja del propio Western, de los elementos típicos del género y de sus propios clichés; es algo más, es una parábola sobre el bien y el mal, sobre lo justo y lo injusto, sobre lo que es necesario, honesto y noble.
Ese aire de honestidad, de seriedad y de nobleza se consigue a lo largo de toda la película apoyándose en una fotografía melancólica y un color pálido, alejándose de lo vivo y recargado; también de la exageración interpretativa de alguno de los papeles que los Coen han dado al cine. Interpretaciones más cercanas a Fargo, que a Quemar después de Leer o Crueldad Intolerable. Es la actuación pura y sencilla, sin adornos, sin alardes.
Como decíamos con anterioridad está muy bien elaborada, masticada y ejecutada por los actores. Éstos están maravillosos, sobre todo la dupla protagonista, Jeff Bridges, y Hailee Steinfeld. Ambos dos geniales, a su modo y en su rol, pero tiernos, precisos y completando personajes redondos. Matt Damon correcto, no es su mejor papel ni mucho menos, y un Josh Brolin, difícil de calificar, ya que apenas tiene cinco minutos de metraje.
Entre lo reprochable, tal vez debamos decir que unas pinceladas de ese humor cínico característico de los Coen, como viéramos hace poco en A Serious Man, le hubiesen conferido al film elementos que no posee y que le hubiesen hecho  ser un producto aún más redondo.
Creo que estamos ante una de las mejores películas del año 2010, claro está, desde el modesto y borroso prisma del que suscribe esta reseña.


Nota general: 7,5 sobre 10.


lo mejor Lo mejor de "Valor de ley (2010) (true grit)"...

La mano de los Coen y las interpretaciones del señor Bridges y la joven Hailee Steinfeld

lo peor Lo peor de "Valor de ley (2010) (true grit)"...

Quizá le falte algo del humor ácido de los Coen y el final se precipita demasiado rápido, frente a la templanza del resto del film.

Critica de "Valor de ley (2010) (true grit)" publicada el 2011-03-21
Ver más críticas de Lucas Liz


Otras criticas de Valor de ley (2010) (true grit)

Ver todas las críticas de