Crítica de Invasión a la tierra (battle: los angeles)

"

¡Miedo jamás, señor!"

 


Teresa Suarez por Teresa Suarez


cartel de Invasión a la tierra (battle: los angeles)

Director: Jonathan Liebesman
Estreno: 2011-04-01
Genero: Ciencia Ficción

Cuando Orson Welles aterrorizó a Estados Unidos gracias a su obra radiofónica “The War of the Worlds”, provocando que la gente que escuchaba la emisora abandonara sus casas creyendo que se trataba de una autentica invasión extraterrestre, seguro que no imaginó lo que iba a provocar entonces y mucho menos que en años posteriores se seguirían haciendo películas basadas en su historia intentando causar el mismo efecto en el espectador cosa que ninguna, ni siquiera contando con la tecnología actual, ha logrado (la imaginación es un arma muy potente).

La versión que en 2005 dirigió Steven Spielberg, protagonizada por Tom Cruise y Dakota Fanning, narrada en la versión original por Morgan Freeman, sin aportar nada nuevo resultaba entretenida pero poco más.

Ahora, Jonathan Liebesman vuelve a desempolvar el guión, a falta de ideas originales, y nos presenta “Invasión a la tierra” en la que hasta el título es incorrecto (¿no debería ser “La invasión de la tierra”?). Lo que comienza como una supuesta lluvia de meteoritos se convierte en una colonización alienígena de las más importantes ciudades del mundo, hasta que Los Ángeles queda como el único reducto de resistencia humana ante el ataque.

A partir de aquí “americanada al canto”: El reducido grupo de marines machotes, machos alfa por excelencia, se enfrentan con todo el armamento del mundo mundial a las hordas extrarrestres. Apenas hay palabras porque no hacen falta, ¿para qué?. Se trata de cargarse a los bichos, maquinas o lo que sean cuanto antes y los soldados americanos, perfectamente entrenados, no pierden el tiempo hablando, vamos es que ni descansan, ni comen, ni van al baño.

Los diálogos se reducen a: “Señor, si señor”, tatatatatatatá (ruido atronador, ensordecedor, insoportable de ametralladoras y otras armas). “Marines, ¿retirada?. Y un cuerno señor”, tatatatatatatá. “Descansen marines, nos han salvado la vida”. Mirada acuosa al frente, reflejando el orgullo por la patria, mientras suena la música…

Que digo yo que a lo mejor los aliens dejan Los Ángeles para el final porque lo que realmente querían con tanto barullo solo era dejar sus huellas en el paseo de la fama.