Crítica de Plan oculto

"

La pericia de Lee en la puesta en escena y el milimétrico guión de Russell Gewirtz nos hacen olvidar la poca originalidad de su historia"

 


Red Stovall por Red Stovall


cartel de Plan oculto

Director: Spike Lee
Estreno: 2006-04-12
Genero: Suspense

A Spike Lee lo han comparado muchas veces con Woody Allen. Bueno, creo que ciertas películas de Lee pueden ser comparadas con las de Allen, porque efectivamente hay algo del cine del director neoyorkino en el cine de Lee. Pero creo que éste último ha sabido continuar su propio camino sin la influencia de Allen, sobre todo en sus últimas películas, donde nos encontramos con la maravillosa 'La Última Noche'. Además, anda que no le salen imitadores a Woody Allen, como para centrarnos sólo en Lee.

'Inside Man', que ha sido traducida asquerosamente en nuestro país como 'Plan Oculto' empieza con el atraco a un banco, que enseguida se vuelve una situación con rehenes. En el lugar hacen acto de presencia las fuerzas del orden, con el detective Frazier a la cabeza. Sin embargo, el caso no parece el típico caso de secuestro o robo, como demuestra la aparición el lugar de Madeline White, alguien que vela por los intereses de un tercer personaje que tiene mucho que ocultar.

Desde luego el argumento no es nada del otro mundo, y tampoco pretende serlo. La pericia de Lee en la puesta en escena y el milimétrico guión de Russell Gewirtz nos hacen olvidar la poca originalidad de su historia, y nos brindan un thriller como pocos se hacen hoy en día. Lleno de emoción, buenos personajes y sobre todo que estemos atentos a la pantalla, sin que nos deslumbremos con explosiones, tiros y persecuciones. Todo un logro, la verdad.

Una de las cosas que más llama la atención es su extensa galería de personajes, todos muy distintos entre sí, y con diferentes intereses. Lee demuestra una gran inteligencia al hacer recaer en Jodie Foster un personaje que puede manejar todo el cotarro, con lo que las fuerzas del orden quedan en entredicho al haber alguien desconocido por encima de ellas. Por cierto, Foster sale increiblemente guapa toda trajeada. Sale poco pero se hace notar, aunque su personaje sea un poco insulso.

Denzel Washington interpreta a un detective en su primer caso importante, y el actor está prácticamente como siempre: protestando y buscando la verdad. Obtenemos lo que se espera de él, e incluso en ciertas escenas vamos por delante de él, al anticiparnos a sus reacciones, aunque esto no lo digo como un defecto, sino más bien todo lo contrario.

Para mí quien se lleva la palma es Clive Owen, con un personaje de lo más interesante, y sobre el que nunca llegamos a saber gran cosa. Ése es uno de los aciertos, su enigmática personalidad sigue siendo enigmática al concluir el film, y nos quedamos con ganas de saber más. Owen es un actor que no me parece tan bueno como muchos dicen, pero aquí está que se sale. El inicio, con él hablándole al espectador, es sencillamente espectacular.

En los secundarios nos encontramos con el gran Christopher Plummer, que últimamente no para de trabajar, demostrando que con su sola presencia llega. También sale Willen Dafoe, aunque su presencia en el reparto parezca simplemente un reclamo taquillero, ya que su personaje no destaca. O quién sabe, quizá la intención de Lee era precisamente esa, que un personaje nada destacable lo interpretara alguien muy conocido, lo cual sería un punto a favor del film.

Donde la película es una verdadera gozada es en la puesta en escena de Lee, totalmente sobria y elegante, aunque en algún momento se le vaya la mano con alguna secuencia un poco efectista, sobre todo una, en un momento de máximo clímax, en la que Washington se mueve a toda velocidad en primer plano. La secuencia tiene coña, está bien hecha, pero no deja de ser un capricho de su director, y que realmente no aporta nada a la película. Por otro lado, dentro del banco, Lee se lo pasa como un enano realizando un montón de planos secuencia que son una verdadera gozada. Lee le imprime un ritmo al film verdaderamente envidiable. Tengamos en cuenta que la película dura dos horas y eso es mucho metraje, el cual nunca se hace aburrido gracias al excelente montaje (ya podían aprender otros).

Por último destacar la banda sonora del siempre interesante Terence Blanchard, y la canción titulada Chaiyya Chaiyya Bollywood Joint, interpretada por Sapna Awasthi y Sukhwinder Singh, con la que abre y cierra el film. Un film que desde luego es de lo mejorcito que hay ahora mismo en la cartelera, al lado de esas dos maravillas tituladas 'V de Vendetta' y '16 Calles'. Magnífica.