Crítica de Agua para elefantes

"

Correctísimo drama romántico con vida circense de fondo, cuyo metraje domina de principio a fin un soberbio Christoph Waltz"

 


Alba Viñallonga Cruzado por Alba Viñallonga


cartel de Agua para elefantes

Director: Francis Lawrence
Estreno: 2011-05-06
Genero: Drama

No tengo nada contra el género romántico siempre y cuando no engañe a nadie ni invada otros géneros. Con frecuencia suelen estorbarme las historias de amor en las películas, porque muy raras veces se conforman con ser complemento de una aventura o de un misterio, o de lo que sea, sino que acaban comiéndose lo que verdaderamente importa de las películas.


Pero éste no es el caso de Agua para elefantes. La película de Francis Lawrence es, simple y llanamente, un melodrama romántico de los de toda la vida. Y por esa razón, porque ni engaña a nadie ni pretende ser más de lo que es, la película no sólo me ha gustado, sino que que me ha convencido bastante. Y es por esa razón también por la que no comprendo según qué comentarios negativos de la película. ¿Que todo est´s más visto que el tebeo? Por supuesto. ¿Que antes de empezar ya nos sabemos la historia de "chico conoce chica, pero chica está casada con un hombre tiránico y posesivo"? Faltaría más. Pero repito, ¿es éso algo censurable, cuando desde siempre s eha sabido que la película es exactamente éso? Y aún díría más.... ¿es que acaso otros dramas románticos, mejores o peores, son más originales?

Aceptado todo ésto, lo cierto es que Agua para elefantes da exactamente lo que promete. Valiéndose de la excelsa fotografía de Rodrigo Prieto (uno de los mejores operadores del mundo actualmente), Lawrence retrata la Gran Depresión con un colorido fascinante que poco o nada tiene que ver con la pobreza real de la época, pero que sirve perfectamente al propósito del realizador, que no es otro que contemplar con nostalgia y cariño una época pasada, simbolizada por medio de la vida circense. Entre medias, la historia de amor, columna vertebral de la película. Obviamente, no nos dice nada nuevo, y todo nos lo sabemos ya antes de empezar, pero no por ello deja de parecerme igual de emotivo según qué rato. Sin duda, a los fans del género romántico les va a encantar, porque el romance entre Jacob y Marlena es de esos clásicos de toda la vida que hacen subir las ventas de pañuelos de papel.
Entre los actores, brilla con luz propia un Hal Holbrook al que le bastan y le sobran sus ojos para poner el nudo en la garganta a la platea. Reese Withersoon, quien no es la mejor actriz del mundo ni tampoco la peor, se encuentra cómoda en un papel a su medida. Robert Pattinson... ay.

Pues un poco el mism ocaso que Witherspoon. Ni entusiasma ni molesta. Está simplemente correcto, y no deja huella ni para bien ni para mal. Porque aquí, señoras y señores, la gran estrella es Christoph Waltz. No hay discusión. El austriaco, jugando con el personaje más complejo de la película (prácticamente el único que no es unidimensional...), realiza sin duda una de las mejores interpretaciones que vamos a ver en todo el año, y es capaz de pasar de la violencia a las lágrimas y los besos sin apenas despeinarse. En una palabra, magistral.


En definitiva, una propuesta más que correcta y más que aceptable, lastrada por un metraje demasiado alargado, pero que desprende esa magia y ese encanto del cine 100% popular (un poco como El diario de Noah, a la que a mí me ha recordado bastante). No es una obra maestra, pero se deja ver con mucho agrado.


lo mejor Lo mejor de "Agua para elefantes"...

Christoph Waltz y Hal Holbrook

lo peor Lo peor de "Agua para elefantes"...

La resolución del conflicto amoroso es bastante risible y estrambótica, y además a la película le sobran quince minutos

Critica de "Agua para elefantes" publicada el 2011-05-08
Ver más críticas de Alba Viñallonga Cruzado


Otras criticas de Agua para elefantes

Ver todas las críticas de