Crítica de Hanna

"

La trama y los personajes son planos y muy arquetípicos en este tipo de películas, pero el estilo visual de Wright le confiere un aire de cine de acción experimental."

 


Ramón  Ramos por Ramón


cartel de Hanna

Director: Joe Wright
Estreno: 2011-06-10
Genero: Acción

El director Joe Wright, artífice de los dramas Orgullo y prejuicio (2005), Expiación (2007) o El solista (2009), se mete ahora de lleno en el género de acción con Hanna (2011). Se trata de una chica que vive aislada del mundo, como si fuera Rapunzel, bajo la custodia de su padre, un ex espía que la entrena para ser una asesina profesional implacable que se adapte al medio para sobrevivir en cualquier situación, un poco en la línea de la saga Bourne.

La trama y los personajes son planos y muy arquetípicos en este tipo de películas, pero el estilo visual de Wright le confiere un aire de cine de acción experimental que la aleja de la típica action movie hollywoodense y la hace más cercana a títulos europeos de los años 90 como Nikita (Luc Besson, 1990)  o Corre Lola, corre (Lola rennt, Tom Tykwer 1998).

Una potente banda sonora de The chemical brothers acompaña las escenas de acción, estupendamente coreografiadas. Los siempre solventes Eric Banna y Cate Blanchet  secundan a la joven protagonista Saoirse Ronan, vista recientemente en un papel secundario de Camino a la libertad. Subyace una crítica a la sociedad banal e hiperactiva actual en la caricatura de una adolescente que habla sin parar de chorradas huecas y materialistas, un personaje secundario muy bien interpretado por la jovencísima actriz Jessica Barden.

Algunas escenas ambientadas con cierto aire surrealista le dan un toque de distinción al conjunto, sazonado también con algún que otro golpe de humor. Por lo demás está a la altura de las circunstancias en cuestión de tiros, persecuciones y peleas cuerpo a cuerpo. Un entretenimiento de acción bien realizado con aroma a cine experimental.