Crítica de Beginners

"

Un gran trío de actores bordando sus papeles"

 


Lucas Liz por Lucas Liz


cartel de Beginners

Director: Mike Mills
Estreno: 2011-07-08
Genero: Drama

Intérpretes: Ewan McGregor, Christopher Plummer, Mélanie Laurent, Goran Visnjic.
Sinopsis.  Es la historia de un "joven de casi cuarenta años" (personaje interpretado por Ewan McGregor) que se replantea su vida y sus relaciones sentimentales. En ellas juega un especial papel la figura de su padre y el tiempo que pasaron juntos al final de su vida.

Hal (el padre), a la muerte de su mujer, le revela a su hijo que es homosexual y que quiere disfrutar de su condición el resto de su vida. A ello se une que se le ha detectado un cáncer y decide que lo que quiere es saborear cada uno de los segundos que le restan de vida, para lo que no duda en anunciarse en una agencia de contactos para buscar pareja.
  Crítica. Avalada por los entendidos y por algún cinéfilo que me rodea, me dirijo al cine una tarde de domingo para ver esta cinta y disfrutar de ella. Esto me lleva a decirles que creo que con creces estoy contribuyendo a "la industria" y que por tanto me he ganado el derecho a que algo de internet se proyecte también ante mis retinas, no?...

Es una buena historia que mezcla tristeza, comedia, humor, ternura  y tranquilidad, haciéndola conmovedora y a ratos encantadora. Se te va acercando y se te va metiendo poco a poco por los ojos, por los oídos, por la boca,..., y eso, por momentos, enamora, y no digan ustedes que no es bonito enamorarse. No obstante, genera más de lo que concreta y nos deja con la miel en los labios, sin acercarnos a lo que podría llegar a ser si se hubiese aprovechado algo más la historia y a los personajes.

Además de lo dicho, son dos cuestiones las que no podemos dejar pasar al comentar el producto que aquí nos presenta Mills: es optimista dentro de la melancolía aparente y es muy sincera a la hora de presentar las "tristezas" del amor y de las relaciones personales.

En lo visual es más que correcta y lo que nos da una dosis más de ternura. En cómo se nos narra la historia y la influencia del padre sobre el hijo, a nuestro gusto, se sobrecarga de continuos flashbacks, recurso explotado en exceso, provocando algunos momentos de desatención y de idas y venidas.

Historia buena, correcta en lo visual, sólo nos faltaba encontrar unos actores a la altura que completasen este pastel. Y sin duda que se ha logrado. Siempre es un placer disfrutar del señor Plummer en la pantalla y aquí borda un personaje aislado de lo en él tradicional; este hombre le está dando forma a grandes papeles en los últimos años, y la forma es bella.

McGregor y Laurent se presentan soberbios en pantalla. Forman una gran pareja. Emotiva, sensual, amados y amantes. Le dan forma a una relación difícil y casi imposible de concebir, pero donde el sentimiento vence al resto., y ¿no es amarse lo que importa? McGregor es un grandísimo actor y una vez más nos da muestra de ello.

Química impresionante entre las parejas de actores; tanto cuando coinciden en pantalla McGregor y Laurent, como cuando lo hacen McGregor y Plummer. Esa curiosa relación padre e hijo derrocha amabilidad, alegría, ternura, comprensión, delicadeza... amor. Y todos ellos Principiantes en cada una de las cosas,..., en enamorarse realmente, en abrir el corazón, en enfrentarse a la realidad, en romper la coraza que llevan y mostrarse tal y como son, sin defensas, sin falsas apariencias, simplemente como son.

Desde aquí se la recomendamos y deseamos que la disfruten, porque para eso estamos aquí, para disfrutar...

Nota general: 6,0 sobre 10.