Crítica de El gran dictador

"

Una obra maestra de un genio"

 


Lucas Liz por Lucas Liz


cartel de El gran dictador

Director: Charles Chaplin
Estreno: 1940-05-06
Genero: Comedia

Intérpretes:Charles Chaplin, Paulette Goddard, Jack Oakie, Reginald Gardiner, Henry Daniell, Carter De Haven, Grace Hayle, Maurice Moscovitch, Billy Gilbert.
Sinopsis.  Un veterano de guerra (de la I Guerra Mundial) se despierta tras un largo periodo en coma y regresa al "ghetto" donde regenta una barbería. De origen judío, al regresar a su barrio es víctima de la persecución que sufren los de su religión por parte del dictador de Tomania, con el que curiosamente guarda un asombroso parecido.

A la vez que se cuenta la historia del barbero, se narran también los avatares y las necesidades de grandeza del dictador (ambos personajes interpretados por Charles Chaplin, tanto el dictador como el barbero). Por casualidades del destino, ambas vidas se cruzan y ello provocará  cambios en el devenir de la guerra y de Tomania.
Crítica.  Una vez más nos hemos acercado a ese cine madrileño que ha decidido reponer grandes clásicos durante todo el verano y al módico precio de cinco euros, lo que no pasa desapercibido para este amante del celuloide, la butaca y la palomita. No estamos para hacer publicidad, pero no tenemos porque ocultar y  sí aplaudir la iniciativa de los CINES VERDI de Madrid, donde ya hace unos días pudimos disfrutar también de The Godfather.

Pues bien, miércoles tarde, tarde de mucho calor y saliendo del trabajo nos dirigimos raudos y veloces para llegar a la sesión de las seis. Palomitas y coca-cola light en mano (light porque estamos en plena operación bikini!!) nos metemos en la sala para asistir a esa magnífica lección de cine, de comedia y de ternura. Sí, he dicho bien, de ternura, porque si algo tiene el cine de Chaplin es sensibilidad, mensaje, comedia y moraleja, pero todo con muchísisima ternura.

Hacia muchos años que la vi por primera vez... Sí, sacrilegio!! Sólo la había visto una vez y tengo el rostro de hablar de cine... lo siento, no puedo decir más. Lo dicho, la vía hace tiempo y esta era una gran oportunidad de disfrutarla en pantalla grande, restaurada y en versión original. Hace casi una semana que la vi y todavía estoy emocionado, todavía estoy perplejo, todavía estoy en éxtasis... podría merecer nuestro primer diez!!

Rodada en los años cuarenta y siendo una crítica soberbia al régimen  nazi de Hitler, auna mensaje, comedia y ternura. El propio Chaplin ideó la historia en plena Segunda Guerra Mundial, sustituyendo a Alemania por Tomania y enfundándose en la botas de un Hitler con seudónimo, Hynkel. Clara crítica no sólo al nazismo, sino a todo régimen totalitario, y para ello no duda en ridiculizar al Gran Dictador, sus discursos, sus ministros, sus aliados y sus aires de grandeza y conquista desmesurada. Como contrapunto, ese barbero (también interpretado por Chaplin) todo ternura, todo amabilidad que ve como después de haber servido a su país en una guerra, es perseguido en la actualidad por su condición de judío. Su inocencia y bondad hacen de nuevo que el personaje de Chaplin sea entrañable y adorado por todo el público. Con sus torpezas, sus limitaciones, sus miedos, sus pánicos, sus miserias... pero todo honestidad y bondad. Bondad que por su parecido físico con el Dictador podrá incluso a triunfar... conquistando a la hermosa y preciosa dama, que quiso ser conquistada, y conquistando incluso a toda una nación...

El guión es soberbio y está llevado a la pantalla de forma genial, con los medios existentes a finales de los treinta y principios de los cuarenta. Con un desenlace previsible, pero que nunca trata de esconderse, la trama se va cocinando de forma maravillosa, entremezclando grandes momentos de comedia, con grandes momentos de ternura y amabilidad. Nos deja en la retina grandes escenas... por poner algunas como ejemplo recordaremos aquí cuando ese Gran Dictador en sus delirios de grandeza y su ansia de gobernar el mundo se pone a jugar con un globo terráqueo, como si todo el planeta fuese suyo..., grande toques de tacón por cierto. Otra escena sublime es su negociación con el dictador de Bacteria, Napaloni (personaje interpretado por Jack Oakie y que le valió una nominación a los Oscar en la categoría de Mejor Actor de Reparto), mientras degustan un suculento buffet y hablan de quién conquistará Osterlich. Y ni que decir tiene que el discurso final, ese discurso en el que sí aparece el GRAN DICTADOR..., los que la hayan visto sabrán porque lo digo, a los que no, no quiero desvelárselo.

Los actores de reparto que acompañan a Chaplin no desentonan al gran comediante, pero destacaríamos a Paulette Goddard en el papel de Hannah, además de Jack Oakie, en el papel de Napaloni.

Para conseguir transmitirnos aún más ternura y una dosis más de bondad, la banda sonora es bonita, muy bonita, como toda ella. Ya conocen nuestra debilidad, no tenemos que esconderla, y lo precioso es loable.

Obtuvo seis nominaciones a los Oscar, entre ellas a Mejor Película, Mejor Guión, Mejor Actor Principal y Secundario y Mejor BSO, pero no consiguió ganar ninguno. Dura competencia aquel año, sino no se justifica,...,  destacaba la ganadora REBECCA de Alfred Hitchcock y a un tal James Stewart que también sabía algo sobre cómo actuar, no creen?

Ni que decir tiene que en España no se pudo estrenar hasta 36 años después, obviamente tras la muerte otro "Gran Dictador"..., hasta en eso nos atrasó años y años,... descanse en paz.

Es una obra maestra, una comedia genial, una historia bonita y un compendio de cine de los que ya se ven pocos, muy pocos. Merci Monsieur Chaplin, c'est suprême!! Sin duda se la recomendamos. No, mejor dicho, le suplicamos que la vean, por favor háganlo, por favor. Yo ya la quiero y no sé como dejar de hacerlo. Un diez?... Seguro que me llamarían exagerado, pero lo merecería.
 Nota general: 9,5 sobre 10.

Critica de "El gran dictador" publicada el 2011-08-10
Ver más críticas de Lucas Liz


Otras criticas de El gran dictador

Ver todas las críticas de