Crítica de El origen del planeta de los simios

"

Una digna precuela con más chicha de la que parecía."

 


Lucas Liz por Lucas Liz


cartel de El origen del planeta de los simios

Director: Rupert Wyatt
Estreno: 2011-08-05
Genero: Ciencia Ficción

Intérpretes  James Franco, Andy Serkis, Freida Pinto, Brian Cox, Tom Felton, John Lithgow.
Sinopsis Precuela del mítico clásico de los años  60 protagonizado por Charlton Heston y versionado recientemente , sin mucho éxito, por Tim Burton.

Un joven científico de una empresa farmaceútica, Will Rodman (personaje interpretado por James Franco), se encuentra realizando ensayos clínicos  con simios para desarrollar un fármaco que permita mejorar la vida e incluso curar a los enfermos de alzheimer, enfermedad que sufre su padre (personaje de John Lithgow).

Obteniendo unos resultados más que interesantes, la investigación se para por los problemas surgidos durante la demostración de resultados a los dirigentes de la farmaceútica; un simio, Ojos Claros, que había desarrollado unas capacidades sobresalientes, muestra un comportamiento fuera de control y eso lleva a parar la investigación.

Entonces Will se ve obligado a acoger a un pequeño simio en casa, César (personaje "interpretado" por Andy Serkis), que desde muy joven presenta unas habilidades cognitivas fuera de lo normal, extraordinarias. A la vista de ese comportamiento, derivado del uso del fármaco en sus progenitores, decide probar el medicamento con su padre. Así Will y su padre convivirán con César y le protegerán con la ayuda de Caroline (personaje de Freida Pinto), una primatóloga.
Crítica Hace ya días que desde la Ignorancia nos acercamos al cine para ver este film; bueno, realmente, nos acercamos a ver Linterna Verde, pero al salir de ésta, nos encontramos en otra sala viendo esta otra cinta, ¿cuestiones del destino? No sé si fue el destino o nosotros hicimos algo para forzar ese destino, la cuestión es que allí nos encontramos. Casualidades y casuísticas a parte, pasemos a hablar de la película.

A pesar de que no tenemos mucha fe en segundas partes, precuelas, secuelas, remakes, etc., en este caso la película es más que interesante, no es  un peliculón, pero sí interesante. Fácil era caer en el ridículo y en la zona oscura y baja de cualquier filmoteca, pero no, la cosa ha quedado bastante redonda, mejorando la nefasta versión que Tim Burton realizó a comienzos de siglo.

Es más que obvio hacia donde se va a dirigir el film, pero la forma en la que llega es muy digna y bastante correcta, con una media hora final  trepidante y muy intensa. Eso se le da un guión con buenas dosis de ingenio y lleno de contenido, muy bien cocinado a través de la dirección y el montaje. La cinta va creciendo en interés y en entretenimiento, llenando la pantalla con imágenes potentísimas y unos efectos visuales muy buenos. Todo ello la convierte en una película muy entretenida.

El mayor de los defectos, que tiene algunos, es la presencia de un personaje femenino (el de Freida Pinto) vacío, sin contenido, sin justificación,..., posiblemente sea una imposición, digamos "tipo Hollywood". No se explica para nada, salvo por el hecho de incluir a una bonita dama (y aquí he de decir que pocas damas son bonitas, y esta es guapa, bella, pero no bonita). Otro de los defectos, es el ya comentado de que es obvio hacia dónde se dirige, pero es un elemento imposible de salvar por el hecho de ser una precuela.  Y por último, otro elemento que no nos ha gustado ha sido la interpretación de Tom Felton (famoso por dar vida a Draco Malfoy en la saga de Harry Potter)...odiosa y encasillando al actor en el perverso rubiales de la casa de Slytherin, a modo un Vegeta superguerrero venido a menos.

La interpretación de James Franco es correcta, pero pese a lo que pueda parecer, el papel protagonista recae sobre el personaje de César, el simio, al que da vida Andy Serkis, que ya interpretará un personaje similar: a Gollum en El Señor de los Anillos. Pues bien, el personaje de César es potente, pleno de gestos, de matices, muy real y muy creíble.

Muy correcto también el acompañamiento de John Lithgow interpretando al padre de Will, enfermo de alzheimer. Y como ya hemos dicho, una pena que la bella Freida Pinto haya tenido que conformarse con un personaje florero como éste, bueno no siempre podemos comer solomillo, a veces tenemos que darle a manjares menos selectos.

Estamos ante una película entretenida que permite pasar un buen rato en el cine y nos "explica" cómo se pudo llegar a aquel mundo en el que Charlton Heston sufría las incomprensiones y los desprecios de unos simios que gobernaban el planeta y donde la raza humana carecía de sus capacidades tal y como las conocemos.

Despedimos así un mes de agosto intenso y lleno de recuerdos. Mejor dicho de realidades. Alguna otra película interesante hemos disfrutado, pero la dejaremos para el próximo mes...de éste no nos podemos quejar.

Nota general: 5,0 sobre 10.