Crítica de Insidious

"

Insidious (vuelta de tuerca a los mismos terrores de siempre)"

 


Alberto Zamora López por Alberto Zamora


cartel de Insidious

Director: James Wan
Estreno: 2011-04-27
Genero: Terror

El desarrollo de la carrera de James Wan, que siempre trabaja junto al guionista y actor ocasional Leigh Whannell, es sorprendente. Lejos de acomodarse en el éxito de la saga Saw, y dedicarse a vivir de las rentas, el director ha dirigido sus pasos hacía un terror cada vez más clásico. Obviando el paréntesis que supuso Sentencia de Muerte, más centrado en los films de venganza de Charles Bronson; Silencio desde el mal, supuso un clásico cuento de terror, con sus fantasmas del pasado, y su mirada puesta en el  American Gothic. Insidious continúa por esa senda.

 

La última propuesta de Wan es una clásica historia de fantasmas, con su casa aparentemente embrujada, que gana bastantes enteros, según la historia va enloqueciéndose, de forma gradual, olvidándose de su premisa inicial, y ofreciendo un cóctel bastante variado.

 

Siempre he considerado a Wan un director interesante. Sacarse de la manga un film como Saw, y con ello la franquicia de terror más rentable de la historia del cine, no es moco de pavo. Más allá de sus logros con Jigsaw, el realizador australiano, sabe como encuadrar. Sentencia de muerte contenía un plano secuencia, que a día de hoy, sigue en mi retina, y Wan sabe como componer el plano, dejando sitio a la inquietud, jugando con los espacios vacíos, manteniendo al espectador en tensión, expectante frente al sobresalto. También tiene una curiosa capacidad, para dar con planos circulares, bastante acertados. Insidious comienza, precisamente, con uno de estos recursos, que tanto gustan a Wan.

 

Insidious no es un film redondo. Dentro de ella conviven varías películas diferentes, por lo que el resultado final, parece más mezcla que conjunto. Pero los logros, superan a las carencias. A partir de la entrada del equipo de parapsicólogos, el film gana enteros, rechazando el enfoque Poltergeists, y lanzándose, sin paracaídas, a la fiesta de género.

 

Ese giro, que tanto, y tantos,  han criticado, me parece todo un acierto, ya que lleva la película por senderos distintos, hasta culminar en un clímax terrorífico, que pone los pelos de punta. Es mejor no comentar demasiado, para que la película sorprenda al espectador.

 

Desde luego, Insidious no es una revolución dentro del género (como muchos vendieron). Es una película clásica, con todos sus clichés, bien entendidos y adaptados (la sesión de espiritismo con máscara de gas, es todo un acierto). Es un pequeño cuento de horror que bebe de Poltergeist, Arrástrame al infierno (esos violines chirriantes, recuerdan, y mucho, a Christopher Young), El exorcista, etc.

 

Una excelente opción para llevaros unos sustos. Creedme, hay unos cuantos, y algunos de impresión. Y una nueva oportunidad para disfrutar de un realizador como Wan, destinado a darnos bastantes alegrías, a los fans del fantástico. 


lo mejor Lo mejor de "Insidious"...

La dirección de Wan

lo peor Lo peor de "Insidious"...

Uno se esperaba más

Critica de "Insidious" publicada el 2011-09-22
Ver más críticas de Alberto Zamora López


Otras criticas de Insidious

Ver todas las críticas de