Crítica de Treevenge

"

Treevenge (el director de Hobo with a shotgun nos ofrece un corto simplemente genial. La venganza de los árboles de navidad)"

 


Alberto Zamora López por Alberto Zamora


cartel de Treevenge

Director: jason eisener
Estreno: 2011-10-10
Genero: Terror

Hobo with a shotgun” ha sido uno de los descubrimientos de este año, que en breves, llega a su fin. El film, protagonizado por Rutger Hauer, es un auténtico festín de espíritu Grindhouse, que deja en ridículo, las supuestas aproximaciones de Tarantino (Death Proof) y Rodríguez (Planet Terror), alho que también ocurría con la reciente Furia Ciega, que no necesitaba de errores en el negativo, para ser fiel al espíritu de las sesiones dobles.  Gore chusco y locura psicotrónica se dan la mano en la historia de un vagabundo, que cansado de la injusticia que le rodea, decide, shotgun en mano, acabar con el mal a las bravas, es decir, a tiro limpio. El film podrá verse en el reciente Festival de Sitges, y como ya he dicho, es una gozada.

 

Pero no vamos a hablar de Hobo, sino de su director, Jason Eisener, y uno de sus primeros pasos, Treevenge, del 2008. El corto, de apenas 15 minutos de duración, cuenta la brutal venganza de los árboles de navidad, cansados de las continuas matanzas, a las que son sometidos cada festividad. Una idea simple, original y francamente divertida, que se ve favorecida por la deliciosa ambientación navideña.

 

¿Y que tenemos en esos quince minutos? Por un lado, una excelente comedia negra, llena de detalles divertidísimos (la práctica sexual con árboles, es como mínimo, novedosa) y por otro lado, un festín gore de altas, y sangrientas, proporciones. El estallido de violencia, una vez los árboles toman la justicia por su mano, esta lleno de decapitaciones, cortes, explosiones cerebrales, etc (el detalle de bebe es simplemente brutal). Los aficionados al splatter disfrutareis como niños.

 

La fotografía, con un delicioso toque oldie, la música, que me ha traído a la cabeza tanto a los Gremlins como a las composiciones de Goblin, y la puesta en escena, bebiendo de Raimi a base de bien, son de excelente calidad.

 

Y lo mejor, es que son 15 minutos con el simple, y loable, motivo de divertir al personal, sin pamplinas ni dobles lecturas. Un puro divertimento (como también lo era el corto español Brutal Relax), que solo puedo calificar de genialidad, y que unido a las buenas sensaciones provocadas por Hobo, convierte a su director, Jason Eisener, en un tipejo al que seguirle la pista.

 

A modo de curiosidad, las voces de los arbolitos, son muy similares, en caso de que no sean las mismas, a las de los repugnantes Ewoks, de…¿hace falta decir de que película?


lo mejor Lo mejor de "Treevenge"...

Todo

lo peor Lo peor de "Treevenge"...

Que sea tan difícil encontrar cortos así

Critica de "Treevenge" publicada el 2011-10-10
Ver más críticas de Alberto Zamora López