Crítica de La cosa

"

(divertida monster movie que no sepulta el recuerdo de Carpenter)"

 


Alberto Zamora López por Alberto Zamora


cartel de La cosa

Director: Matthijs van Heijningen Jr
Estreno: 2011-10-21
Genero: Terror

En ocasiones es innecesario, e injusto, comparar una revisión con su material de partida. Hay situaciones en las que el punto de arranque es tan brillante, y posee tal grado de culto, que cualquier intento de actualizarlo, modernizarlo o cambiarlo, será una empresa realizada en vano. Este es el caso de la “nueva” entrega de La Cosa, precuela del clásico de Carpenter. Aquí pienso terminar con las referencias al film protagonizado por Kurt Rusell, ya que supondría cargarse La Cosa versión 2011, de forma injusta e innecesaria.

 

Un descubrimiento bajo el hielo, una criatura alienígena, una estación en un paraje nevado,  un grupo de rudos noruegos y una bella paleontóloga. Estos datos, y las distintas relaciones que se producen entre ellos, constituyen el argumento del film. Pero tranquilos, que no se trata de historias cruzadas, a lo Robert Altman, sino que estamos frente  a una divertida y curiosa monster movie.

 

En esta ocasión, el componente sci-fi ha ganado peso (mostrándonos incluso la nave espacial por dentro), quedando el rollito de monstruo, casi lovecraftiano, algo descompensado. Un servidor prefiero el horror puro y duro, olvidándose de la ciencia ficción, pero son gustos personales.

 

El film no se anda por las ramas. Al poco de empezar, ya tenemos a la criatura dando botes por ahí, mutando y suplantando identidades, lo que repercute en una mayor cantidad de acción, y muchas, muchas apariciones de la cosa, que sigue mostrando un aspecto de lo más satisfactorio, a pesar de estar hecha, prácticamente en su integridad, mediante efectos digitales; lo que provoca (mierda, otra vez haciendo referencia) que echemos de menos los Fx de Rob Bottin durante toda la proyección.

 

Lo mejor del film es su ritmo. Apenas hay tiempos muertos, lo que elimina tensión, pero añade adrenalina (los gustos han cambiado) y la posibilidad de recrearse con muchos tentáculos y cosas rarunas. Además la nueva escena de eliminación (averiguar quién es humano y quién la cosa), también tiene su aquel y viene seguida de un clímax ciertamente efectivo, con la cosa a granel, por todas partes.

 

Todo el film tiene un regusto 80 (sin complicaciones) que el espectador cómplice agradece, y también es loable el huir (a medias) del happy end, respetando el final de Carpenter (uno de los más pesimistas de la historia del cine). Se agradece el intento de ofrecer algo que no es nuevo, pero si es relativamente distinto, y uno no puede evitar ver,con cierta nostalgia, como el film termina, uniendose con el clásico de Carpenter.


lo mejor Lo mejor de "La cosa"...

Lo divertido que resulta el visionado

lo peor Lo peor de "La cosa"...

Que no haya efectos tradicionales, y que el componente de horror haya perdido peso, a favor de la acción y la ciencia ficción

Critica de "La cosa" publicada el 2011-10-26
Ver más críticas de Alberto Zamora López


Otras criticas de La cosa

Ver todas las críticas de