Crítica de Anticristo

"

El director danes nos introduce en un infierno llamado dolor. Cine de genero combinado con el cine de Lars Von Trier."

 


Vacelyk por Vacelyk


cartel de Anticristo

Director: Lars Von Trier
Estreno: 2009-08-21
Genero: Terror

La cinta del director danés Lars Von Trier, que actualmente tiene en cartelera su nueva obra, Melancholia, llega a producir auténticos escalofríos y estupor por la forma en como muestra la desunión de una pareja tras la muerte de su hijo pequeño. Autentico relato de terror psicológico que se vuelve demencial en su tramo final. Lars Von Trier dirige un film de género, pero el cual esta muy lejos de ser algo típico dentro del mismo y lo revierte a su manera de rodar y de contar historias consiguiendo una película que rompe con lo tradicional del genero y lo auna con el ya consabido cine onírico y perturbador del cineasta danés. Además de ser un film que denuncia la actitud denigrante sobre las mujeres o el maltrato hacia ellas pero visto de manera mas solapada hasta su parte final. Ya desde su inicio Anticristo se nos presenta siendo una propuesta incomoda y provocativa; las escenas de sexo son de puro porno en ocasiones. Siendo esto una buena manera de llamar la atención. En su primera parte Lars Von Trier logra dotar al film de un dramatismo obsesivo y demoledor que rasga con profundidad el interior del alma humana, extirpando sin complacencia alguna de sus personajes los momentos mas extremos, mas carnales y delicados de un sufrimiento tan atroz, y todo lo que eso consigo lleva después. El film hace un retrato seco y consistente sobre el dolor, la desesperanza y el sufrimiento por la perdida de un ser querido. Con un dolor y una desesperación pocas veces vista en pantalla. Esta parte es la que mas me ha gustado y donde la historia tenia un cierto equilibrio entre la realidad y el dolor que padecen sus protagonistas y sentir por ello una afinidad hacia un hecho tan trágico en la vida. La cinta esta presentada en cinco actos, con un prólogo que es realmente arrollador además de sobrecogedor y hermoso, donde la historia nos va adentrando de manera muy sosegada dentro del sufrimiento de la pareja protagonista. Formada por William Dafoe y (ultimamente actriz fetiche del director danés) Charlotte Gainsbourg, ambos consiguen unas interpretaciones magnificas: aunque yo me quedo sobre todo con la interpretación de la siempre fascinante Charlotte Gainsbourg, me pareció la mas cruda y la que realmente lleva al extremo todos sus neuras. Es en su recta final cuando la cinta da un giro brusco hacia el cine de terror donde tiene momentos de verdadero escalofríos y la personalidad de su realizador consigue que una trama que estaba mas bien ubicada en el genero del drama se vaya transformando en una película de inquietudes y depravaciones, no por la aparición de un ser dimensional o cualquier psicópata escapado de cualquier manicomio, consigue ponerte los pelos de punta al ver como de la desesperacion, el drama, el dolor que se ha visto en su primera parte se cae a la locura mas extrema y a la demencia mas perversa. Aquí toda afinidad con el espectador desaparece. Tal vez esta sea la parte que aun siendo aterradora pierda fuelle comparado con lo que al principio se quería contar desde una perspectiva mas intimista y personal de ambos personajes al limite y que ahora todo eso desboca en una locura digna del cine del realizador japones Takeshii Miike. Debo reconocer que esta es una película demasiado pausada y en momentos llega a aburrir.


SINOPSIS.
Un matrimonio pierde a su hijo, el marido que es psiquiatra, intentara que su mujer supere tamaña perdida.


No es una película convencional, como cualquier film de su director, esta fuera del alcance de espectadores que busquen algo lineal o tipico. Es una interesante aunque algo fallida propuesta de genero que propone Lars Von Trier cargado de traumas dolorosas y un descubrimiento de la mente enferma del ser humano. La parte onírica del film es inquietante y demasiado perturbadora.