Crítica de Juan de los muertos

"

(la zombies party cubana)"

 


Alberto Zamora López por Alberto Zamora


cartel de Juan de los muertos

Director: Alejandro Brugés
Estreno: 2012-01-13
Genero: Comedia

Desde hace unos años vivimos inmersos en la vorágine del fenómeno zombie. El cadáver andante antropofago se ha convertido en una figura popular, y corriente, dentro de la cultura popular, ocupando un puesto de honor al lado de los vampiros, las momias o los hombres lobo. Ningún sector ha escapado a los andares torpones de estos entrañables seres: televisión, comics (en ambas la creación de Robert Kirkman, The Walking Dead), literatura (el exitoso Max Brooks), videojuegos (Dead Island) y por supuesto películas.

 

Dentro de este maremagnum de cine zombie, que encuentra su principal fuente de explotación en la serie Z, en la cual cada mes, hay al menos un par de propuestas sobre muertos vivientes, un subgénero se ha consolidado como fuente inagotable de diversión: la zombedy, mezcla de terror y comedia, como su propio nombre indica. El subgénero fue inaugurado con la insuperable Zombies Party, y es cierto, que ofrece más disgustos que alegrías (solo me viene a la cabeza la divertida Doghouse), pero se establece como una opción infalible a la hora de desconectar el cerebro.

 

Siguiendo  los patrones de Shaun of the dead, a saber, pareja protagonista (gordo y flaco a ser posible) de entrañables zopencos, oda a la amistad masculina, giro de tuerca de situaciones típicas etc.  nos llega Juan de los Muertos, nueva propuesta de zombedy, que viene directa de Cuba.

 

Juan de los Muertos es una película divertida, en ocasiones, muy divertida. Sus poco menos de 90 minutos pasan volando, y las situaciones de carcajada se cuentan a montones, pero es cierto, que no es, ni mucho menos, un film sobresaliente, como nos habían hecho creer.  Su humor oscila entre el sobresaliente (la escena inicial, los leves apuntes críticos con la sociedad cubana) y el chabacano (el personaje gordito, las escenas de acción) y la puesta en escena resulta, en ocasiones, algo tosca, pero la frescura del proyecto, termina ganando la partida a los elementos negativos.

 

Su exotismo es su principal virtud (de no ser cubana, dudo que el film hubiera tenido el mismo hype). Esas calles de la Habana, esas playas, esos perdedores le dan un aire novedoso a la propuesta, y simplemente por esa novedad, uno ve, y disfruta, el film con otra óptica. Especialmente gozoso resulta ver el elenco de actores cubanos, todos ellos acertados, especialmente Juan. Divertido resulta el español Antonio Dechent y terrible resulta la actriz Andrea Duro, con diferencia, lo peor de la cinta.

 

Es fácil disfrutar con Juan de los Muertos, pero es difícil ver cierta renovación de la zombedy, más allá de la escena en la azotea, donde se demuestra bastante mala leche, en relación al llamado bromance. En cualquier caso, es muy difícil no reírse con la propuesta del director Alejandro Brugés.


lo mejor Lo mejor de "Juan de los muertos"...

Alexis Díaz de Villegas

lo peor Lo peor de "Juan de los muertos"...

Ciertas escenas excesivamente chabacanas

Critica de "Juan de los muertos" publicada el 2012-01-16
Ver más críticas de Alberto Zamora López