Crítica de Shame

 
"

La película es bastante psicológica, introduciendo al espectador en ese vacío espiritual del protagonista."



Más criticas de Shame



Ramón  Ramos por Ramón
RSS: suscribir a RSS



cartel de Shame
ver cartel

Director: Steve McQueen
Estreno: 2011-11-09
Genero: Drama



Un hombre de éxito profesional, frío como el hielo, incapaz de implicarse en una relación sentimental, cae en una profunda adicción al sexo: porno en internet, prostitutas, y todo aquello que no conlleve una implicación emocional. De esto trata Shame, un controvertido título en el actual panorama cinematográfico debido a la polémica suscitada por las escenas de sexo explícito que contiene. La verdad es que hay películas en las que sin venir a cuento se muestran escenas más duras, crudas y explícitas que las del presente film. Aun así considero que alguna secuencia pueda herir sensibilidades, pero también es cierto que no creo que sea para tanto como para el escándalo que se ha podido leer en algunos medios. También es cierto que el tema tratado resulta algo inquietante por sí mismo al margen de la forma de plasmarlo visualmente.

 

La película es bastante psicológica, introduciendo al espectador en ese vacío espiritual del protagonista. Michael Fassbender, el temible Magneto de los X-men: Primera generación, hace una interpretación alucinante en la que sin apenas gesticulación, sólo con su mirada y su presencia en pantalla, es capaz de transmitir la angustia de su personaje, un hombre que no es capaz de sentir algo por alguien, pero que tampoco está satisfecho con su vida. Tiene una adicción que no le hace feliz, y lo sabe, pero no es capaz de salir de ese círculo vicioso. Ese conflicto interno se transmite al espectador a través de silencios, miradas y la adecuada música en el momento oportuno. Otro punto a favor, la partitura, especialmente el tema central de la misma. En cuanto al resto de actores destaca Carey Mulligan, la chica de An education, en el papel de la hermana del protagonista, que irrumpe en su vida cuando le pide que la acoja en su casa, y su presencia es el detonante para que algo cambie en el particular universo de su hermano. Es un personaje totalmente opuesto: es vitalista y muy emocional, incluso con tendencia a la inestabilidad. Es cantante, lo cual también hace un contraste de caracteres muy interesante entre el gélido ejecutivo y la temperamental artista. Un contraste entre quien considera que no necesita a nadie, aunque se engañe a sí mismo, y quien necesita mucho apoyo de los demás y no lo oculta. Ambos actores en sus respectivos roles hacen sendos trabajos interpretativos de primera línea.

 

Sin embargo la película adolece de un ritmo narrativo bastante irregular. Tiene algunas secuencias muy bien montadas, especialmente al inicio, y otras que se hacen muy lentas. Muchas películas tienen altibajos de ritmo, pero en esta las caídas son especialmente abruptas. Dirige Steve McQueen, en su segundo largometraje como director. Aunque pueda llevar a equívoco, no tiene nada que ver con el mítico actor de mismo nombre.

 

En resumen se trata de una película audaz, con dos excelentes interpretaciones de Fassbender y Mulligan, una buena partitura y un ritmo narrativo irregular, que da como resultado instantes de excelencia cinematográfica en algunas secuencias y momentos de lentitud excesiva en otras. 


lo mejor Lo mejor de "Shame"...

Los actores: Michael Fassbender Carey Mulligan.

lo peor Lo peor de "Shame"...

Las caídas de ritmo.

Critica de "Shame" publicada el 2012-02-11
Más críticas de Ramón Ramos