Crítica de La mujer de negro

"

Daniel Radcliffe asustado...de nuevo"

 


Christian por Christian


cartel de La mujer de negro

Director: James Watkins
Estreno: 2012-02-25
Genero: Terror

Debo de ser masoca o algo parecido porque no se qué impulso me dio para aceptar ir a ver ‘La mujer de negro’. Odio el cine de terror, lo odio en todos sus aspectos, no me gusta ir al cine y estar una hora y media agarrado en la butaca sin poder estar tranquilo ya que a cada cinco segundos pasa algo que te hace saltar y gritar.

También fue quizás de ver como Daniel Harry Potter Radcliffe cambiaba de registro para intentar dejar a atrás la imagen del joven mago  que le perseguirá, quiera o no, a lo largo de su carrera. La verdad que el cambio es bueno, pero sigue metido en el mundo de la fantasía el misterio y lo desconocido.

La historia es simple: un hombre que ha perdido a su mujer es enviado a un pueblo para que venda una casa, pero en aquel pueblo pasan cosas extrañas debido sobre todo a una mujer de negro que atormenta cometiendo actos atroces contra los niños del pueblo, debido a que antes de morir le quitaron de sus manos a su hijo.

Esta es la premisa que nos cuenta la película, es decir, una historia típica que no le da la vuelta a nada, ni tampoco innova que digamos, pero que al menos consigue lo que se propone que es no es otra cosa que hacernos pasar miedo y en los tiempos que corren eso es muy difícil. Hoy en día las películas de terror cuanto más gore, más tripas salgan en pantalla mejor, pero está película triunfa en eso de no mostrar sangre, ni tripas, ni sierras rebanando cabezas, todo un terror clásico muy cercano al visto en ‘Los Otros’ y en ‘El Orfanato’, películas que por cierto han inspirado la ambientación de está.

Y sé que todos lo esperáis, que hable un poco de Harry Potter Daniel Racliffe, pues allá voy. Amigo mío, aun te queda mucho para quitarte la varita de la mano, es verdad que en la película estás bien, que todo el peso de la historia es tuyo pero me ha costado creerme que podrías interpretar a un padre de familia. La verdad que a Daniel el papel de personajes atormentados o con un pasado desgarrador se le da bien, pero aún tiene que dar un paso adelante para poder quitarse el peso que supone ser Harry Potter.

Resumiendo, una película que no pasará a la historia por ser la más terrorífica, ni la más original, pero si por intentar enderezar de nuevo el rumbo del cine de terror perdido en aquellos años en los que se empezaron a estrenar las secuelas de la magnífica primera parte de ‘Saw’.