Crítica de Detrás de las paredes

"

Detrás de las paredes, no hay nada. Absolutamente nada."

 


Lucas Liz por Lucas Liz


cartel de Detrás de las paredes

Director: Jim Sheridan
Estreno: 2011-11-04
Genero: Suspense

Sinopsis.

 

La familia compuesta por Will (personaje interpretado por Daniel Craig), Libby (personaje de Rachel Weisz) y sus dos hijas se mudan a una nueva casa, la cual tiene un horrible pasado. En ella ocurrió una gran tragedia que se saldó con tres asesinatos, algo que está muy latente en el barrio.

 

Will tratará de descubrir lo que realmente pasó en la casa y la relación con extraños sucesos que le están ocurriendo a su familia. Es entonces cuando conocerá a Ann Peterson (personaje interpretado por Naomi Watts), quien conocía a los anteriores dueños y a los que le unía una fuerte amistad.

 

Crítica.

 

La cinta tiene varios atractivos, entre los que destacamos a su director y al elenco de actores que lo protagonizan: Sheridan, Craig, Weisz y Watts son un póker de nombres con galones y al que sus trabajos anteriores avalan. Ya les adelanto que a cualquiera de los cuatro, este film les hace un flaco favor y será de lo menos destacable de su biografía.

 

Es sin duda un producto muy raro para la firma de Jim Sheridan, quien en el pasado ha dado forma a grandes títulos, con grandes guiones y abordando  temáticas contundentes. No es éste el caso. Aquí dirige algo a medio camino entre el thriller, el suspense y el miedo psicológico. Una película impropia para el competente de Sheridan, que no va a ganar ningún seguidor, pero en cambio perderá unos cuantos.

 

El guión trata de darle una vuelta a las decenas de películas realizadas que giran sobre la misma temática, pero es muy previsible desde el principio y, como consejo, si no quieren spoiler, no vean el trailer, destroza el poco misterio que la cinta tenía. Historia muy convencional, previsible y poco imaginativa. Y no sólo eso, a nuestro juicio, el guión presenta algunos errores o incongruencias en la historia, que, por no destrozar, no les desvelaremos, pero de las que sin duda se darán cuenta.

 

Si la historia no engancha, el cómo se ha montado no ayuda a mantener, mejor dicho, ni a conseguir, la más mínima tensión. Es una cinta aburrida, falta de ritmo, carente de contenido y a los veinte minutos ya te estás arrepintiendo de haberle prestado atención, asaltándote  las ganas de abandonarla y de no darle la oportunidad de que alcance su final.

 

No hay elementos que te enganchen, que te hagan estar en tensión, por lo que es fácil caer en la tentación de dormirse y dejarla por imposible. Ni la música ni los efectos visuales te llegan a despertar la más mínima sensación positiva.

 

La protagonizan tres grandes actores, de talento consumado, pero ni eso consigue aportarle algo a la cinta. Pobres ellos; haberse embarcado en tal aventura... No pueden arreglar el cúmulo de despropósitos y como ya hemos dicho, muy flaco favor les hace a sus carreras, al igual que a la de su director.

 

 


Critica de "Detrás de las paredes" publicada el 2012-06-13
Ver más críticas de Lucas Liz


Otras criticas de Detrás de las paredes

Ver todas las críticas de