Crítica de Jo, que noche

"

Magnífica, absurda y extravagante comedia negra"

 


Ángel López Gallego por Ángel López


cartel de Jo, que noche

Director: Martin Scorsese
Estreno: 1985-06-02
Genero: Comedia

Si hay algo que me rechina en esta magnífica, absurda y extravagante comedia es el título en español. Y no es la primera vez que los responsables de dicho aspecto “la cagan”. Títulos como Perdición, Tú y yo, La semilla del diablo o Zombies Party dejan mucho que desear. ¡Jo, qué noche! es un título bastante ordinario comparado con el sugerente y estimulante título original (After Hours).

Martin Scorsese realiza lo que sin duda es una de sus películas más extrañas de su filmografía. Planteada como una moderna screwball comedy con exuberantes brochazos de humor negro y trazos tragicómicos, la historia de Joseph Minion nos narra uno de los monótonos días de un solitario informático cuya vida social es escasa. Hasta que un día se ve envuelto en una serie de importunas circunstancias, cuando visita uno de los peores barrios de Nueva York.

Los fracasos individuales, la monotonía diaria y la necesidad de hacer algo fuera de lo común se ven expuestos ante una atmosfera kafkiana e inquietante. Un mundo que se vuelve en contra del propio individuo, y donde éste es oprimido por la paranoia y la confusión.

A destacar el formidable trabajo de Griffin Dunne y la banda sonora de Howard Shore que incluye grandes temas de la música clásica. En mi opinión, After Hours es una película muy surrealista y rara donde las haya. Muy recomendable.