Crítica de Extraños en un tren

"

Magnífica"

 


Ángel López Gallego por Ángel López


cartel de Extraños en un tren

Director: Alfred Hitchcock
Estreno: 1951-01-01
Genero: Suspense

Obra maestra del suspense dirigida por el maestro Alfred Hitchcock. Adaptación de la novela de Patricia Highmith, que cuenta con el savoir faire de los guionistas Raymond Chandler y Czenzi Ormonde. El magnífico guión mantiene la intriga durante toda la historia, narrada con un ritmo constante que no decae nunca. El suspense está bien servido gracias a la prodigiosa dirección del maestro, que cuenta con un gran énfasis en los pequeños detalles, que atrapan e ilustran al espectador en la trama contemplada en escenas inolvidables.

A destacar la extraordinaria fotografía en blanco y negro de Robert Burks y la impresionante secuencia de la feria, que incluye tanto el asesinato como el tenso y emocionante final, y en la que no se me ocurre otra expresión que no sea sencillamente magistral. Una vez más Alfred Hitchcock toca dos temas: el estudio de la parte maligna del ciudadano modelo y la figura del falso culpable. Unas espléndidas interpretaciones de Farley Granger, Ruth Roman y Robert Walker, cuyo personaje posee claras connotaciones homosexuales. Magnífica.