Crítica de Katmandú. un espejo en el cielo

"

Bienintencionado drama, cargado de reivindicaciones sociales, personales y culturales"

 


Ángel López Gallego por Ángel López


cartel de Katmandú. un espejo en el cielo

Director: Iciar Bollaín
Estreno: 2012-02-03
Genero: Drama

Bienintencionado drama libremente inspirado en el libro Una maestra en Katmandú de Victoria Subirana. Icíar Bollaín dirige y escribe esta historia sencilla y humana, cargada al igual que También la lluvia de reivindicaciones sociales, personales y culturales. Quizá, la película sea excesiva en ese aspecto, pero no importa, la intención es lo que cuenta.

En el cine, la naturalidad es algo que se agradece, por eso una actriz como Verónica Echegui, tan espontánea y creíble, es capaz de que su personaje hable con la mirada o con el gesto. Ella es Laia, una joven maestra catalana que trabaja como voluntaria en una escuela nepalí. Allí, vivirá su experiencia (que es la historia que se narra), que nos sumerge en la vida, costumbres y valores de un país tan sonriente y afligido al tiempo. El pasado de Laia, narrado a través de insulsos flashbacks, pretende justificar por qué alguien está donde está (en Nepal educando a niños pobres y adultos analfabetos), cómo y por qué alguien puede encontrar su lugar o cambiar su destino.

Rodada con suma transparencia, la película se hace muy amena, y donde la directora demuestra su pericia al rodar unas impresionantes vistas de Katmandú y del Himalaya.

Critica de "Katmandú. un espejo en el cielo" publicada el 2014-02-08
Ver más críticas de Ángel López Gallego


Otras criticas de Katmandú. un espejo en el cielo

Ver todas las críticas de