Crítica de Agua para elefantes

"

Solo Christoph Waltz, actor que se llevó el Oscar por Malditos bastardos, logra rescatar a la película de la mediocridad, gracias a que vuelve a bordar su papel"

 


Ángel López Gallego por Ángel López


cartel de Agua para elefantes

Director: Francis Lawrence
Estreno: 2011-05-06
Genero: Drama

Película blanda e historia ñoña, que adapta el best seller de Sara Gruen. El irregular director de Constantine y Soy leyenda, Francis Lawrence, nos narra la misma historia de siempre: joven se enamora de bella mujer casada... y el final no le voy a destripar, pero se repite más que el chorizo. La película está bien realizada (a destacar la fotografía del mexicano Rodrigo Prieto), pero está cargada de clichés y estereotipos.

Y es que el lastre del film es la pobre química entre la oscarizada actriz Reese Witherspoon y el sosaina actor Robert Pattinson. Solo Christoph Waltz, actor que se llevó el Oscar por Malditos bastardos, logra rescatar a la película de la mediocridad, gracias a que vuelve a bordar su papel.

En Agua para elefantes nada te sorprenderá, porque no hay nada nuevo y todo suena a ya sabido. El cuento pueden contárnoslo ochocientas mil veces, que será siempre lo mismo. Entre tanta fiera, la película flojea.