Crítica de Las nieves del kilimanjaro

"

Natural y conmovedora. Grata sorpresa."

 


Lucas Liz por Lucas Liz


cartel de Las nieves del kilimanjaro

Director: Robert Guédiguian
Estreno: 2012-04-27
Genero: Drama

Sinopsis.

Un expediente de regulación de empleo acaba con Michel (personaje interpretado por Jean-Pierre Darrousin) en el paro, pese a ser uno de los representantes sindicales de la empresa y que si así lo hubiese deseado, podía haber quedado fuera de tal regulación.

Vive con su mujer Marie-Claire (personaje interpretado por Ariane Ascaride) adaptándose a su nueva situación de desempleado. No obstante, su paz se ve resquebrajada cuando es asaltado, junto con su esposa y una pareja de amigos, por un par de encapuchados armados con la intención de robarles. Este acontecimiento y la identidad de los atracadores suponen un gran cambio en la vida del matrimonio y desencadenaran una serie de acontecimientos movidos por sentimientos contrapuestos.

Crítica.

Película francesa con muy buena crítica en general y muy buenas reseñas en el mundo bloggero. Eso nos ha hecho decantarnos por ella. La hemos visto y compartimos aquí nuestras impresiones al respecto.

Las Nieves del Kilimanjaro es una cinta que retrata la problemática laboral que muchos ciudadanos están viviendo en la actualidad en cualquier ciudad europea, y como esa falta de empleo y el miedo a perderlo afecta en las relaciones sociales y en la vida personal de cada uno de los individuos. La crisis económica-financiera por la que está atravesando el modelo económico occidental desde hace ya unos años, causa grandes destrozo en el empleo, aumentando las cifras del paro día a día y mes a mes. Como siempre pasa, estas crisis afectan a la clase obrera y trabajadora, pese a ser provocada y generada por los "ricachones de turno", quienes vivían y siguen viviendo "a cuerpo de rey". La clase media y baja, trabajadora y que no entiende de primas de riesgo y de bonos de deuda, se ve afectada de lleno y sus trabajos desaparecen o peligran. Los expedientes de regulación de empleo, justificados unos, aprovechándose del momento y de las ventajas gubernamentales otros, están al orden del día y se suceden sin discontinuidad alguna. Las plantillas se recortan y el papel de los representantes sindicales de las empresas queda en entredicho. En este caso, Michel, pese a formar parte del cuerpo de representación de los derechos de los trabajadores y pudiendo quedar fuera del expediente de regulación, decide incluir su nombre junto con el del resto de sus compañeros en un sorteo que dará con veinte empleados en el paro. Su nombre es uno de los que aparece en las papeletas elegidas y por tanto, acabará sin empleo.

La situación de desempleo de Michel es el punto de partida de la película. A partir de ahí, la historia sabe retratar cómo es la situación de una persona de más de cincuenta años y que se encuentra desempleado. Problema que afecta a muchas personas en la actualidad en Europa y América. Personas en el tramo final de su carrera, tras una dedicación de décadas a su empresa y que se ven avocadas al paro. La incorporación de estas personas de nuevo al mundo laboral es compleja, dado que es difícil reciclarse. En eso, la película acierta, y es uno de los primeros temas que toca. Michel no sabe qué hacer con su tiempo, se aburre. Trata de buscar empleo, trata de entretenerse con la familia y con las tareas domésticas, pero no está acostumbrado a vivir sin trabajar. No está jubilado, pero no encuentra trabajo. El guión trata estas cuestiones con total naturalidad y sin dramatismos ni exageración alguna, infundiendo una gran dosis de credibilidad.

El segundo tema abordado es la problemática social y personal asociada a la falta de empleo, encarnándose en uno de los jóvenes atracadores, también en paro y afectado por el mismo recorte de plantilla. La necesidad de este joven, quien ha de cuidar y mantener a sus dos hermanos pequeños por desentendimiento de los progenitores, le hace recurrir a lo que sea para obtener el dinero necesario para pagar el alquiler y alimentar a sus hermanos. En esto, pese a ser una situación que se puede dar y se da, quizá pueda parecer que se esté extremando la situación para reflejar con más intensidad la crueldad de la misma y la clara necesidad por sobrevivir. No obstante,  es un elemento necesario para la segunda parte del film, donde aparece lo conmovedor y la solución final, de la cual no hablamos para no avanzar nada a los lectores que no la hayan visto.

La naturalidad con la que se narra la historia y la honestidad de la dirección, hacen que la cinta nos conmueva y haga crecer en nosotros un brote de optimismo y sensibilidad. Rebusca en nuestro interior y le da forma a un principio de convencimiento que nos lleva a pensar que sigue habiendo bondad y solidaridad en la sociedad actual, la cual, curiosamente, sale a relucir en las situaciones más duras y más difíciles. Empleamos el adverbio curiosamente de forma expresa para hacerles llegar la siguiente reflexión:  esta solidaridad, nobleza y honestidad se da entre la gente más humilde y en situaciones de necesidad, situaciones que han sido generadas por otros, quienes no muestran solidaridad, honestidad y nobleza alguna. Lanzamos desde aquí un grito de lucha en pro de la honestidad de las personas y las entidades. ES NECESARIO.

En ese segundo tramo que no queremos desvelar, es donde aparece la componente conmovedora, la que emociona y la que te hace sentir bien, te calma. Y eso es algo que nos gusta, el que el cine nos transmita, nos emocione, nos conmueva y, además, sin dramatismos extremos, ni lágrima fácil. 

Esta fábula realista con poso de crítica tiene éxito por la completo del guión, por la honestidad de la dirección, por la naturalidad de la narración y por la compleja simplicidad de las interpretaciones. Tanto Ariane Ascaride como Jean-Pierre Darroussin consiguen unas interpretaciones muy completas, muy nobles y nos atrevemos a decir, simples. Sí simples, a modo de halago. Interpretación sin alardes. Con toda nuestra admiración, es como ver a nuestros padres ejerciendo de su papel principal en la vida, el de ser padres y unos bueno padres.

Desde esta tribuna queremos recomendar este producto calmado y natural que nos ha dejado un poso muy agradable.

Nota general.

7,0 sobre 10.


Critica de "Las nieves del kilimanjaro" publicada el 2012-09-26
Ver más críticas de Lucas Liz


Otras criticas de Las nieves del kilimanjaro

Ver todas las críticas de