Crítica de A roma con amor

"

Una de las películas más deliciosas y divertidas del año"

 


Ángel López Gallego por Ángel López


cartel de A roma con amor

Director: Woody Allen
Estreno: 2012-09-22
Genero: Comedia

A Roma con amor no es más que otro de esos ejercicios de turismo cultural que han marcado recientemente el cine de Woody Allen. Así, después de Londres, Barcelona y París (donde la fórmula dio sus mejores resultados), el director neoyorquino aterriza en la ciudad eterna, Roma, para realizar esta comedia romántica compuesta por cuatro historias. Un claro homenaje a la comedia all’italiana, en donde Allen despliega su enorme talento narrativo y donde también se empacha de clichés y estereotipos que se quedan en la fina capa de la superficialidad.

Aun así, esta postal turística italiana resulta no menos encantadora que anteriores trabajos del realizador pero si menos inspirada. Los momentos cómicos que se crean son muchos y variados, desde un Roberto Benigni convertido en un don nadie que consigue la fama y al que persiguen los medios de comunicación, hasta un delirante Woody Allen representando a ese jubilado adelantado a su tiempo, obstinado en que su consuegro (Fabio Armiliato) debería hacer algo con su fantástica voz. Destacar también el viaje introspectivo del personaje de Alec Baldwin, tratando de impedir que su joven álter ego (Jesse Eisenberg) cometa un error cayendo en los brazos de una amiga neurótica (Ellen Page). Otro personaje como el de Penélope Cruz, aporta descaro y alguna que otra situación embarazosa. Y sin olvidarnos de la maravillosa subtrama de la joven pareja italiana, con una bellísima y dulce Alessandra Mastronardi.

Buenas actuaciones, bonitas postales de Roma, ácidos comentarios sobre la fama y el amor, simpáticos enredos, diálogos hilarantes y homenajes al cine italiano es todo lo que podréis ver en A Roma con amor, el último trabajo de Woody Allen, una de las películas más deliciosas y divertidas del año.