Crítica de El graduado

"

Un gran comienzo, para un film irreverente, seductor y rebelde"

 


Ángel López Gallego por Ángel López


cartel de El graduado

Director: Mike Nichols
Estreno: 1967-11-15
Genero: Drama

Estupenda película generacional que adapta la novela de Charles Webb y con la que el director Mike Nichols recibió el Oscar de mejor director. Soberbiamente interpretada por un expresivo Dustin Hoffman, el film es una reflexión sobre las dudas propias de la juventud, el deseo de rebeldía y placer y la incomunicación que surge, en ocasiones, entre padres e hijos. Hoffman se convertiría inmediatamente después de su estreno en estrella de Hollywood.

La dirección de Nichols no es que sea una lección magistral de realización, pero si es muy habilidosa con los movimientos de cámara, sobre todo a la hora de sumergir ésta bajo el agua. Una notable caracterización de los personajes, sobre todo en los adultos y una narración inicial algo inquietante, son algunos de sus puntos fuertes.

Un gran comienzo, para un film irreverente, seductor y rebelde, con un tono agridulce, que sin embargo poco a poco se aleja de la línea marcada al principio para devenir en una mera trama romántica.

A destacar la espléndida banda sonora que incluye unas magníficas canciones de Simon y Garfunkel, como el inolvidable tema "The Sounds of Silence" que popularizó a la película en la década de los 60.