Crítica de La vida de pi

"

La Vida de Pi es una obra tremendamente superior, y una de las entregas más sólidas del año."

 


Josep Suau Cabayol por Josep Suau


cartel de La vida de pi

Director: Ang Lee
Estreno: 2012-11-30
Genero: Drama


La Vida de Pi: Oda a la tolerancia

 

 

Vaya por delante que Ang Lee me parece uno de los mejores directores de la actualidad y que esperaba esta película desde que por allá en 2009 fue anunciada cómo también lo fue su contratación como director del largometraje. No obstante, no son pocas las veces que me lleno la boca antes de realmente degustar un producto en su totalidad, ya sea por mi culpa indagando demasiado o alimentando mi expectación de alguna manera, o por el constante bombardeo de avances que las productoras habitúan ya a lanzar meses (muchos) antes del estreno de la película, en ocasiones incluso más.

 

 

La película, ahora sí, me parece de lo mejor que ha dado el ya a punto de acabar año 2012, destacando en muchas facetas, cómo por ejemplo, la interpretación de Suraj Sharma, que no había actuado nunca en su vida y que realiza un papelón, o los efectos especiales, o el uso del 3D (una de las pocas veces que no me he arrepentido de pagarlo), pero sobretodo y por encima del resto de la película, debo  reconocer que Ang Lee nos ofrece una narración impresionantemente sincera, objetiva y directa.

 

Ang Lee sabe cómo narrar una historia (léase mi resumen de Hulk y sus diez primeros minutos), habiéndolo demostrado ya varias veces, pero así y todo, una historia como esta necesitaba de una mano cuya técnica fuera impecable para ser explicada de este modo tan neutro. Esto es necesario para luego entender la película en su cómputo global, y, para darse cuenta de lo que realmente quiere transmitir el filme.

 

 

Dicha neutralidad/objetividad  nos es mostrada en todo momento, y por eso esta es una película tan complicada de hacer. Me explicaré, a grandes rasgos, la película va sobre un chico religioso cuya familia perece en un naufragio con todo su porvenir (los animales del zoo que llevaban a vender), que luego debe convivir en una barca con un tigre de bengala. En términos generales, la película bien podría ser una de Pixar con moraleja final. ¿Cómo hacer una película así simplemente narrando, sin llamar constantemente a la lágrima del espectador?

 

 

 

Aquí es dónde guionista y director se sacan un as de la manga, convirtiéndonos a nosotros en el escritor que escucha la vivencia del propio Pi, es decir, el propio Pi nos cuenta la historia con hechos y no sentimientos, y eso es exactamente lo que vamos a ver durante todo el metraje, una narración que no abusa nunca y que siempre se nos presenta sincera y lineal, cosa que será vital a la hora de que le toque al espectador tomar la definitiva decisión sobre lo que ha visto.

 

A pesar de que los dichosos avances sí tiraban iban con la voluntad de emocionar, el que Sam Lee narre la película convirtiéndola en una historia dentro de otra historia me parece un acierto enorme, ya que esto es usado para entristecer, pero no forzar emocionalmente, sorprender con imágenes bellísimas (aquí es donde el 3D da sus frutos) mediante la tecnología digital, pero no empalagar,  ralentizar (otro acierto importante, dado que el protagonista es un náufrago en medio del mar), pero nunca aburrir.

 

 

Todo el apartado técnico es impresionante, si bien alguna vez se ve algún que otro atisbo demasiado digital, aunque nunca lo suficiente como para romper o empeorar la historia. La música, compuesta por Mychael Dann (Truman Capote (2005)), es perfecta, como un personaje aparte (toda buena banda sonora lo es), que acompaña desde la pureza de Pi hasta la brutalidad de la naturaleza atizando con rayos y olas.

Entre el elenco destaca Suraj Sharma, una apuesta arriesgadísima pues no es actor, siendo esta la primera película en la que sale, pero acertada, de nuevo, encarnando a la perfección a Pi. Hace gracia ver a un Gerard Depardieu pasado de rosca aunque con un corto papel, y también destacaría la importancia de que el escritor esté encarnado por un actor no demasiado conocido, cosa que nos facilita enormemente verlo de manera imparcial y no hacerlo padecer de encasillamientos por otros papeles y por tanto nos es más fácil empatizar con él y ponernos en su lugar, ver la historia a través de él. Explico esto, porque el elegido para hacer este papel inicialmente fue Tobey Maguire (Spiderman), cosa que no hubiera ayudado a la historia a 

mi parecer.

 

 

En conclusión, La Vida de Pi es una obra tremendamente superior, y una de las entregas más sólidas del año, sino la mejor, que debe visionarse y revisionarse, ya sea para entenderla mejor o para emborracharnos de la belleza visual de este realismo fantástico de Ang Lee. Una oda a la libre decisión y a la tolerancia. Una historia dentro de otra contada de manera excepcional. Soberbia.

 

SECUENCIA FAVORITA: El final, la duda que plantea, la fuerza de una frase.

 

Nota Final: 9,00


lo mejor Lo mejor de "La vida de pi"...

lo peor Lo peor de "La vida de pi"...

Algún que otro desfase en el que se nota demasiado el CGI.

Critica de "La vida de pi" publicada el 2012-12-06
Ver más críticas de Josep Suau Cabayol


Otras criticas de La vida de pi

Ver todas las críticas de